Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Hanoi (VNA)- Las empresas vietnamitas todavía desaprovechan las potencialidades y la productividad de la fuerza laboral juvenil, y al mismo tiempo tampoco operan con mayor eficiencia debido a la contratación de manp de obra descalificada.

Así valoró el director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Vietnam, Chang Hee Lee, quien explicó que esa selección inadecuada de puestos de trabajo podría poner más carga en cada persona, empresa y en toda la sociedad.

La reciente encuesta del Departamento de Estadísticas, realizada con la ayuda de la OIT, muestra la estrecha conexión entre el nivel educacional con la transacción de la universidad al mercado laboral de los jóvenes.

Según el estudio, los jóvenes con nivel de bachiller necesitan un tiempo más largo, estimado en 17 meses y ocho días para encontrar un trabajo estable que les satisfaga.

El 26 por ciento de la fuerza laboral juvenil tiene un grado de educación más alto que el requisito de trabajo que ocupa, mientras el 23,5 por ciento tiene un nivel más bajo de lo que le requieren, señala.

En 2015, dos tercios de los estudiantes nacionales dijeron que prefieren trabajar en el sector estatal debido a la estabilidad ocupacional.

Aunque en Vietnam la tasa de paro en los jóvenes no está en un índice alarmante como en otras naciones, la garantía de un trabajo de calidad para ellos sigue siendo un reto para el país, comentó el funcionario de la OIT.

La encuesta sobre la transición de la escuela al mercado laboral de la OIT se desplegó en 53 naciones del 2012 al 2016 y se condujo dos veces en varios países. En Vietnam, el primer estudio se realizó del 2012 al 2013 en más de dos mil 700 jóvenes y el segundo en 2015 en dos mil 200 personas.

La actividad forma parte del proyecto de trabajo para los jóvenes, una cooperación entre OIT y el Fondo MasterCard, con el objetivo de suministrar informaciones sobre mercado laboral juvenil en los países en vías del desarrollo.-VNA

VNA- SOC