Hanoi  (VNA) – Reducir los riesgos de ser picados por mosquitos es la mejor medida para protegerse del virus Zika, afirmó hoy el Departamento de Medicina Preventiva de Vietnam citando recomendaciones de la Organización Mundial de Salud (OMS).

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Anunció que la OMS sugirió a los países intensificar sus esfuerzos por controlar los vectores de transmisión de esta enfermedad, al tiempo de elevar la conciencia pública sobre las medidas preventivas y acciones para eliminar mosquitos y sus larvas.

Las naciones deben proporcionar asistencia y tratamientos para las mujeres en los períodos de antes, durante y posterior del embarazo, así como para las personas víctimas del síndrome Guillain- Barré, subrayó.

El mencionado fenómeno y la microcefalia son neuropatías generadas por diferentes causas, y los científicos no excluyen el posible vínculo con el virus Zika.

Según la organización, la microcefalia implica una disminución del perímetro craneano, es decir que los bebés nacen con la “cabeza chica”- en comparación con el tamaño normal en esa etapa de vida- , que puede deberse a la poca cantidad de neuronas y suele afectar al posterior desarrollo del recién nacido.

Mientras tanto, el síndrome Guillain- Barré puede presentarse en personas de cualquier sexo, principalmente de 30 a 50 años, y sus síntomas son debilidad muscular y parálisis, una enfermedad que hasta el momento no tiene cura.

El país con más reportes de microcefalia es Brasil, que ha confirmado mil 46 casos “potencialmente asociados” con el virus Zika. En el caso del Guillain- Barré, 13 naciones mostraron tener un incremento de la incidencia del síndrome con la confirmación de infección del virus.

Vietnam confirmó el 5 de abril la detección de dos casos de infección por virus Zika en el país. Las dos pacientes recibieron inmediatamente tratamientos adecuados y fueron dadas de alta unos días después.

El virus Zika, que apareció por primera vez en 1947 en el bosque homónimo en Uganda, se registró en algunas naciones asiáticas donde las actividades de intercambio comercial y turismo se desarrollan fuertemente.

Puede causar fiebre leve, sarpullido en la cara, dolores de cabeza y articulaciones entre tres y 12 días después de la picadura de un mosquito infectado.

Por lo momento no existe vacuna alguna para prevenir el contagio ni medicinas específicas para tratar la enfermedad. – VNA