Varios cojines de asientos y ventanillas de avión fueron hallados en la isla francesa de La Reunión, en el Océano Índico, donde se encontraron la semana pasada restos de un Boeing 777, anunció el ministro de Transporte de Malasia, Liow Tiong Lai.

La ventanilla del avión que podría pertenecer al MH370 (Fuente: AFP/VNA)


El titular dijo que aún no podría determinar si estos hallazgos procedían del MH370 y las autoridades francesas se encargarán de los análisis.

Agregó que Kuala Lumpur solicitó el apoyo de los gobiernos de territorios vecinos en el Océano Índico, incluidos Mauricio y Madagascar, para la búsqueda de objetos sospechosos en sus costas.

Sin embargo, investigadores franceses descartaron la información de que Malasia encontró más restos del MH370.

El experto del fondo marino Paul-Henri Nargeolet, excoordinador en la búsqueda del vuelo AF447 de Air France que cayó en el Atlántico cuando cubría la ruta que conecta Río de Janeiro y París, señaló que con sólo un pertrecho del MH370, no podría develar su misteriosa desaparición.

Explicó que sólo los datos registrados en las cajas negras ayudarán a determinar las causas reales del accidente.

Por su parte, el especialista Gérard Feldzer valoró que el descubrimiento del fragmento del MH370 la semana pasada es un elemento importante, teniendo en cuenta que la búsqueda se realizó por más de 500 días sin resultados.

Parte de un ala del Boeing 777, hallada hace una semana en la isla francesa de La Reunión, pertenece al MH370 (Fuente: AFP/VNA)


Informó que un avión se compone por más de tres mil piezas y podrán existir otras varadas en los alrededores de la isla de La Reunión u otros países en el este de África.

Con anterioridad, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, confirmó en una rueda de prensa que la parte de un ala del Boeing 777, hallada hace una semana en la isla francesa de La Reunión, pertenece al MH370.

El vuelo despegó de Kuala Lumpur en la madrugada del 8 de marzo de 2014 y tenía previsto aterrizar en Pekín seis horas más tarde, pero los radares malasios perdieron contacto con éste 40 minutos después.

La nave transportaba a 153 chinos, 50 malasios (13 formaban la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que utilizaron pasaportes robados a un italiano y un austriaco.

Los expertos creen que MH370 cambió repentinamente de dirección en su ruta desde Kuala Lumpur hacia Beijing y cruzó el estrecho de Malaca hacia el sur del Océano Índico, cayendo en una zona remota cuando quedó sin combustible.- VNA