Hanoi, (VNA)- La pagoda Huong, que significa perfume en vietnamita, es conocido no sólo un sitio religioso, sino también un gran lugar de turismo en el país.

(Fuente: VNA)

Durante su festival, de principios de enero a finales de marzo del calendario lunar, la pagoda atrae a millones de peregrinos y visitantes.

La pagoda, situada en la comuna de Huong Son, distrito de My Duc, a unos 60 km al suroeste de esta capital, es uno de los sitios religiosos más grandes y únicos de Hanoi, con un complejo de pagodas, santuarios y casas comunales dispersas en Huong Son (montaña del perfume).

El lugar más sagrado e importante del complejo es la pagoda Huong Tich (Huella de perfume) o Chua Trong (pagoda interior) que se encuentra dentro de la gruta de Huong Tich.

Durante el festival de tres meses, se celebran muchos ritos y actuaciones artísticas para conmemorar el Bodhisattva Kwan Yin que, según la leyenda, alcanzó la iluminación en la pagoda Huong. El evento atrae a miles de peregrinos y turistas, incluyendo a muchos viajeros extranjeros que hicieron su camino hasta la cordillera Huong Son para recuperar la serenidad que ha inspirado a generaciones de poetas.

Se tarda alrededor de dos horas para llegar al punto de partida de la peregrinación – el muelle Duc donde hay cientos de barcos para servir a los turistas. A partir de este punto, los turistas comienzan el viaje con un paseo en barco de una hora en la corriente escénica Yen para llegar al sitio.

El paseo en bote en la corriente es realmente el punto culminante del viaje porque los turistas tienen una ocasión de gozar del viento apacible y del paisaje imponente, pacífico formado por los arrozales verdes inmensos con las montañas irregulares de la piedra caliza y las flores rojas de Gao (Bombaxceiba) a dos lados de la corriente.

La primera parada antes de subir a la pagoda Huong Tich, los turistas paran en Den Trinh para visitar la pagoda Thien Tru, también conocida como Chua Ngoai (pagoda exterior), que fue construida bajo el reinado de Le Thanh Tong 1460-1497). De aquí, los turistas pueden llegar a la gruta HuongTich por el sistema de teleférico recientemente puesto en funcionamiento como una alternativa a la escalada de cientos de pasos de piedra.

Sin embargo, la mayoría de los peregrinos si son capaces, incluyendo muchas mujeres mayores de 80 años de edad, van a elegir a pie, porque creen que tomar el camino desafiante es una manera de expresar su sinceridad a Buda.

La pagoda Huong Tich está dentro de la gran gruta natural que se parece a la boca abierta de un dragón y las estalactitas y estalagmitas parecen un pabellón en miniatura.

Por encima de la entrada a la cueva, el poeta del siglo XVIII y señor Trinh Sam inscribió "Nam thien de nhat dong" (la más bella cueva bajo el cielo del sur). Hay una estatua de la Diosa de la Misericordia que fue hecha de una piedra azul entera en la dinastía Tay Son (1778-1802). Según la leyenda, Huong Son es el hogar de muchas huellas dejadas por Kwan Yin que se cree para bendecir a los peregrinos con felicidad y prosperidad.

Cada año, el lugar acoge a más de un millón de peregrinos y turistas de todo el país que llegan a la cueva sagrada para rezar por un año feliz y próspero o simplemente para admirar su pintoresca belleza.-VNA