Una parte de Manila, capital de Filipinas (Fuente: Business Inquirer)
 
Hanoi (VNA) Las naciones del Sudeste Asiático han actualizado sus estimaciones de crecimiento económico en el segundo semestre de 2017 con cifras alentadoras, a pesar del impacto del aumento del proteccionismo comercial, las mayores tasas de interés de Estados Unidos y la esperada desaceleración de la economía china.

La economía filipina creció 6,5 por ciento en el segundo trimestre del año gracias a su efectivo gasto público en proyectos de infraestructura y buena recuperación de la agricultura local.

El Producto Interno bruto (PIB) del país subió 0,1 puntos porcentuales en comparación con la cifra del primer trimestre.

La economía filipina está en vías de alcanzar su meta de crecimiento del 7,5 por ciento para este año, dijo Ernesto Pernia, secretario de Planificación Socioeconómica.

La economía de Malasia, por su parte, se expandió un 5,8 por ciento interanual en el segundo trimestre de 2017, el nivel más alto en los últimos dos años y por encima de las expectativas del mercado de 5,4 por ciento.

Expertos atribuyeron el crecimiento a factores como la fuerte demanda interna y el mejoramiento de las exportaciones, además de la moderación de la inflación.

Se espera que la economía de Malasia crezca un 4,8 por ciento este año.

El crecimiento de Tailandia alcanzó el 3,7 por ciento en el segundo trimestre, un pico en los últimos cuatro años.

Los principales factores que contribuyeron a este resultado fueron las fuertes exportaciones, el rápido ritmo de crecimiento del turismo y la apreciación de la moneda local.

Expertos pronostican que la economía de Tailandia crecerá cuatro por ciento en 2017.-VNA