Hanoi, 8 de noviembre (VNA) - Los gastos excesivos del presupuesto estatal se reducirán a menos del 3,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, mientras que las deudas públicas, gubernamentales y externas del país no superarán anualmente el 65, 54 y 50 por ciento del PIB en 2016-2020, respectivamente. 

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Estos objetivos fueron establecidos en la Resolución sobre el plan de reestructuración económica en 2016-2020 que fue adoptada hoy por el 82,39 por ciento de los diputados de la Asamblea Nacional durante su segundo periodo de sesiones de la XIV Legislatura. 

Los préstamos improductivos existentes en la economía nacional se reducirán a menos de tres por ciento, mientras que la capitalización de los mercados de valores y de bonos representarán respectivamente el 70 y el 30 por ciento del PIB y por lo menos un millón de empresas se establecerán hasta 2020, entre otras metas. 

La resolución enfatizó la necesidad de seguir de cerca las directrices y políticas del Partido Comunista, especialmente la Resolución del número 05-NQ/TW del Comité Central del Partido del XII mandato, para construir un modelo de crecimiento medido por la productividad laboral, calidad y competitividad de la economía nacional, y movilizar, asignar y utilizar los recursos de manera eficiente sobre la base de las señales y reglas del mercado. 

Destacó la prioridad en el mejoramiento de la calidad y el modelo de crecimiento, además de aprovechar al máximo los recursos internos, en combinación con el uso eficiente de los recursos externos. 

Se debe mantener la estabilidad macroeconómica y combinar el crecimiento económico con el progreso social, la justicia, la defensa-seguridad y la ecología, las aplicaciones científicas y tecnológicas, la calidad de los recursos humanos y la reestructuración laboral, reiteró. 

En la resolución se mencionó también la solución de los problemas existentes en el período anterior de reestructuración económica para evitar sus efectos sobre los logros socioeconómicos. 

La reestructuración económica tiene que ir acompañada de las reformas administrativas y la mejora de la calidad de los servicios públicos, señaló. 

Además enfatizó la necesidad de implementar de manera proactiva de los tratados de libre comercio, aprovechar la integración internacional y la cuarta revolución industrial, y asegurar el apego entre el crecimiento económico y la protección y recuperación ambiental y la adaptación al cambio climático. 

También se identificaron tareas clave, como la reestructuración de la inversión pública, empresas estatales y organizaciones de crédito; reorganizar el presupuesto estatal y el sector público; promover el desarrollo del sector privado y la inversión extranjera directa; modernizar la planificación y la estructuración de los sectores y las zonas económicas con miras a aumentar la productividad, la calidad y la eficiencia, en apego con el impulso de la integración económica internacional; la formación sincrónica y el desarrollo de diversos mercados, incluido el financiero, de derecho de uso de la tierra, trabajo, ciencia y tecnología. –VNA