Hanoi (VNA) – Situado en la provincia norteña de Bac Kan, a unos 170 kilómetros de la capital de Hanoi, el Parque Nacional de Ba Be es un destino ecoturístico ideal para muchos visitantes, tanto nacionales como extranjeros, gracias a su belleza paisajística y rica biodiversidad.
 

Después de tres horas en coche de Hanoi a Bac Kan y continuar recorriendo otros 50 kilómetros desde esa ciudad, el viaje algo agotador parece tener una grata recompensa cuando aparece ante los ojos ansiosos de los excursionistas el Parque Nacional de Ba Be, con su exuberante vegetación, un lugar especial para relajarse.

El enclave, de una superficie total de siete mil 610 hectáreas, abarca cinco comunas: Nam Mau, Khang Ninh, Cao Thuong, Quang Khe y Cao Tri, todas del distrito de Ba Be. Es muy conocido por su gran biodiversidad, con marcadas características del ecosistema de bosque tropical siempre verde de bajura.

En 2004, este sitio fue reconocido como patrimonio natural de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean).  A eso Pham Van Chi, director adjunto del parque añadió: “En 2011 el parque fue declarado por la Unesco sitio Ramsar (humedal de importancia internacional), el tercero de Vietnam. Desde entonces, la cantidad de turistas al lugar aumentó. En los tiempos recientes, se registran cada año unas 60 mil visitas, tanto nacionales como internacionales”.

Descubrir el lugar en moto es una grata experiencia para cualquiera. Se deleitará con recorrer el camino con muchas curvas y verse rodeado por la majestuosa naturaleza, antes de llegar al lago Ba Be, la reserva de agua dulce más grande de Vietnam, ubicado en el centro del Parque Nacional.

Al respecto, Cao Minh Hai, presidente del Comité Popular del distrito de Ba Be destacó: “El lago Ba Be figura en la lista de reliquias nacionales especiales. Tiene una superficie de agua de 450 hectáreas y está rodeado por una cordillera de piedra caliza que alberga cuevas increíbles. Tenemos planeado explotar estas potencialidades para desarrollar el turismo de aventura”.

Ba Be se incluye entre los 100 lagos naturales más grandes del mundo y en 1995, en una conferencia celebrada en Estados Unidos, este lugar fue calificado como uno de los 20 reservorios de agua dulce especiales que necesitan medidas urgentes de salvaguardia. El lago alberga 106 especies de peces, muchas de las cuales son endémicas. Este lago también provee agua dulce a las áreas cercanas.

Es recomendable dar una vuelta por el inmenso lago, en el cayuco tradicional, o en barca de motor, descubrir las cuevas, como la Puong y contemplar la cascada de Dau Dang. Sin lugar a dudas, el Parque Nacional de Ba Be no solo es famoso por su paisaje fantástico, sino también por su fauna y flora excepcionales.

Es hogar de cientos de especies animales, muchas de ellas figuran en el Libro Rojo de Vietnam y del mundo, como el faisán plata y el mono de nariz chata de Tonkín.

El parque también cuenta con 25 especies de plantas incluidas en el Libro Rojo Internacional y el de Vietnam, entre ellas “nghiến” (Excentrodendron tonkinense), “lim” (Erythrophleum) y, en particular, “trúc dây”, un tipo de bambú endémico que crece en las laderas de la montaña. Alberga además unas 180 especies de orquídeas, algunas de las cuales son endémicas.

Conscientes de los valores excepcionales del parque, su comité administrativo y los habitantes locales están involucrados activamente en su protección.

El director adjunto del enclave Pham Van Chi dijo: “Hemos tomado muchas medidas para proteger los bosques y ecosistema del humedal e igualmente sus especies vegetales y animales. También, cumplimos estrictamente las normas de medio ambiente. Realizamos concursos de dibujo en las escuelas del distrito ligados con la divulgación y sénibilización sobre la protección de esta reliquia natural”.

Los paisajes poéticos y valores ecológicos específicos, más una gastronomía local deliciosa, permitirán a Bac Kan cumplir su proyecto de convertir al Parque Nacional de Ba Be en un polo de ecoturismo de primer rango del país. – VNA