Hanoi (VNA) - El sector de calzado de Vietnam dispone de grandes oportunidades pero también enfrenta desafíos al penetrar en los mercados extranjeros en medio de la firma de varios Tratados de Libre Comercio (TLC), especialmente el entre el país y la Unión Económica Euroasiática (UEEA). 

Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Una vez entrado en vigor ese convenio, los inversores extranjeros inyectarán más capitales en el desarrollo de las cadenas de producción de materias primas, las cuales recibirán preferenciales arancelarias en materia de origen. 

Según expertos, esto ayudará a reducir la dependencia del sector de las materias primas importadas y aumentar el uso doméstico de esos componentes. 

Los productos de calzado exportados a la Unión Europea o a la UEEA se beneficiarán de una tarifa de cero por ciento en siete años desde que entren en vigor los TLC. 

Sin embargo, de acuerdo con Phan Thi Thanh Xuan, secretaria general de la Asociación de Calzado y Bolsas de Vietnam, la mayoría de las empresas de ese sector aún tiene que importar materias primas, las cuales representan del 68 al 75 por ciento del valor de un producto final. 

Otros desafíos que enfrentan las firmas vietnamitas son las barreras técnicas, los requisitos de la responsabilidad social y la protección del medio ambiente en el cumplimiento de los compromisos de TLC, señaló la funcionaria. 

Los precios de energía, agua y transporte, junto con el aumento anual de los costos laborales, también incrementan los gastos de producción, agregó. 

Para aprovechar de manera eficaz los beneficios de los TLC, las empresas nacionales necesitan esforzarse y desarrollar nuevas estrategias y soluciones a fin de crear productos de alto valor y competitividad. 

Según datos oficiales, el sector registra un ritmo de aumento anual promedio de diez por ciento y crea empleos a más de 600 mil personas. Sus exportaciones podrán alcanzar este año 16 mil 500 millones de dólares. – VNA