Phu Tho, Vietnam (VNA)- La provincia norteña de Phu Tho fija como meta recibir este año a más de ocho millones de turistas, según las autoridades locales.
Festival de los templos de los reyes Hung, en Phu Tho (Fuente: VNA)

En el periodo 2011-2015, el número de visitantes a la provincia registró un crecimiento promedio de 15 por ciento.

La industria sin humo ofreció trabajo a 11 mil 600 empleados locales e ingresó un total de 86 millones 956 mil dólares.

Ubicada a 80 kilómetros de Hanoi, la provincia de Phu Tho es conocida con el Festival del Templo de los Reyes Hung, fundadores de la nación vietnamita.

El programa anual incluye amplias actividades culturales y espirituales, incluidos rituales de inciensos dedicados a los Reyes Hung, y a los padres del pueblo vietnamita Lac Long Quan y Au Co según la leyenda.

Durante el festejo se celebran exposiciones fotográficas, ferias, competencias de cocinar “Banh Trung” y “Banh Giay” (pasteles de arroz glutinoso en forma cuadrada y redonda), exhibición de productos locales y de la gastronomía.

Tales celebraciones primaverales se efectúan con una ceremonia en el templo dedicado a los Reyes Hung, para honrar a los patrones legendarios del estado Van Lang (desde 2879 hasta 258 ANE).

Cuenta la leyenda que hace unos cuatro mil años, el príncipe Lac Long Quan se casó con el hada Au Co y tuvieron cien hijos. A fin de ampliar el territorio, ella se estableció con 50 pequeños hacia el mar y él avanzó hacia las montañas con el resto.

Al asentarse en la tierra alta, Long Quan nombró Emperador a su hijo mayor Hung Vuong, quien creó un estado independiente que perduró dos mil 600 años bajo el nombre de Van Lang.

Aquel período de los 18 Reyes Hung se caracterizó por un próspero desarrollo agrícola y resonantes victorias sobre los agresores foráneos.

Los ritos concernientes a Hung Vuong contribuyen a forjar el orgullo nacional y fomentar la gran unidad popular el patriotismo y enraizado como factor interno de la cultura vietnamita.

Con el paso del tiempo, esas manifestaciones espirituales se convirtieron en una moral y digno modo de eternizar los méritos de los Hung Vuong, considerados santos protectores de sus más de 80 millones de descendientes.

En el país se registran más de mil 400 templos y pagodas dedicados a Hung Vuong, un conjunto infraestructural que refleja la dimensión de las ceremonias tradicionales. –VNA