Manila, 09 ene (VNA) - La policía filipina ultimó a dos tiradores, uno de ellos extranjero, durante un enfrentamiento con el grupo insurgente Ansar Al-Khilafah (AKP), que apoya al autodenominado Estado Islámico (EI), en el sur del país.
Foto de ilustración (Fuente: Internet)


El hecho sucedió el domingo pasado en la isla Mindanao, una zona con inestabilidad política, cuando un miembro extranjero del AKP, conocido como Abu Naila, y otra miliciana, lanzaron granadas a policías filipinos, quienes intentaron capturarlos.

Hasta la fecha, las autoridades filipinas no han revelado la nacionalidad de Abu Naila.

Con anterioridad, se anunció que el AKP ha colaborado con varios grupos insurgentes de otros países, y yihadistas del Sudeste de Asia han venido a Filipinas para entrenar a los tiradores locales, especialmente en el uso de explosivos.

Tras la muerte del líder del AKP, Mohammad Jaafar Maguid, la semana pasada en un resort en Mindanao, el gobierno filipino intenta arrestar a otros miembros de este grupo, y al mismo tiempo, despliega una investigación sobre su papel en el ataque con bomba en septiembre pasado, que causó la muerte de 15 personas y dejó decenas de heridos en la ciudad de Davao.

Maguid apareció junto a líderes de otros grupos insurgentes, que han jurado lealtad a EI, en un video publicado en las redes sociales el año pasado. – VNA

VNA-INTER