Hanoi (VNA) – El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, afirmó que la amistad tradicional con China es base fundamental para que ambos países profundicen la cooperación y busquen resolver apropiadamente las diferencias, en beneficio de sus respectivos desarrollos socioeconómicos. 

Nguyen Xuan Phuc recibe a Hong Xiaoyong (Fuente; VNA)

Al recibir la víspera al embajador chino, Hong Xiaoyong, el jefe del gobierno reiteró que Vietnam concede importancia constante al fortalecimiento de las relaciones de vecindad amistosa y cooperación integral con China, considerándolo como una de las prioridades de primera línea en la política exterior de Hanoi. 

En la ocasión, recordó los resultados de su reunión con el primer ministro chino, Li Keqiang, en Mongolia en julio pasado, y expresó su agradecimiento por las felicitaciones de su par chino con motivo de su reelección como premier de Vietnam. 

Sugirió que ambas partes incrementen la confianza política y la amistad tradicional mediante el mantenimiento de las visitas de alto nivel, así como impulsen los nexos en comercio e inversión, el intercambio entre las generaciones jóvenes y la colaboración interministerial, intersectorial e interlocal para implementar eficientemente los acuerdos alcanzados en la novena reunión de la Dirección para la cooperación bilateral. 

Xuan Phuc valoró altamente las propuestas del embajador chino sobre la necesidad de controlar efectivamente los desacuerdos en el mar, así como la información y la reacción del público sobre el asunto del Mar del Este. 

Ratificó la importancia de cumplir seriamente las percepciones comunes alcanzadas por líderes de ambas naciones y el Acuerdo bilateral sobre los principios directivos básicos para la solución de los problemas en el mar. 

Exhortó, además, a persistir en solventar las disputas por medios pacíficos y concordantes con las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982, evitar acciones que compliquen y aumenten la tensión, y trabajar con otros países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) para ejecutar cabal y eficientemente la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este (DOC) y establecer cuanto antes un Código al respecto (COC), a fin de mantener la paz y la estabilidad en esa zona marítima estratégica. 

Por su parte, el diplomático manifestó la aspiración constante de Beijing de promover las relaciones bilaterales en todas las esferas. 

Propuso que las dos partes firmen con prontitud diversos tratados de cooperación comercial y económica y resuelven apropiadamente los problemas en las actividades conjuntas. 

Respecto a la cuestión del Mar del Este, el embajador expresó su esperanza de que las dos naciones controlen eficientemente las diferencias y la información sobre el asunto, en prevención de efectos negativos a los vínculos bilaterales. – VNA