Hanoi  (VNA) – El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, sugirió hoy que el gobierno de Reino Unido impulse la firma y aprobación del Tratado de libre comercio (TLC) entre el país indochino y la Unión Europea.

Nguyen Xuan Phuc y Philip Hammond (Fuente: VNA)

Al recibir en esta capital al jefe de la diplomacia británica, Philip Hammond, de visita en el país, Xuan Phuc llamó a mayores inversiones de empresas de Reino Unido en los sectores de finanzas, banca, desarrollo de infraestructura, seguro y ciencia – tecnología.

Además, expresó el deseo de que el gobierno británico continúe la asistencia a Vietnam en la formación de recursos humanos de calidad, así como en la enseñanza del idioma inglés.

Xuan Phuc elogió la Declaración de la Conferencia de Cancilleres del grupo G7 sobre el asunto del Mar del Este, por el propósito de mantener la libertad de la navegación marítima y aérea en esa zona, y evitar las acciones provocadoras de tensión en la región.

El jefe de gobierno propuso que Reino Unido exhorte a la Unión Europea a emplear una voz más firme para pedir a China que respete las leyes internacionales, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982, resuelva las disputas por medios pacíficos, sin el uso o la amenaza de utilizar la fuerza, ponga fin a todas las actividades que pretendan cambiar el status quo en esa área marítima, concretamente la construcción de islas artificiales, y a la militarización de esa zona, cumpla seria y cabalmente la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este (DOC) y trabaje para establecer un código al respecto (COC).

Por su parte, Hammond aseguró que la firma del EVFTA beneficiará la cooperación integral entre Vietnam y Reino Unido, el segundo mayor emisor de inversión hacia el país indochino en el bloque.

Con sus fortalezas financieras y tecnológicas, Reino Unido podría convertirse en el mayor inversionista en Vietnam, mediante actividades de colaboración a favor de la transformación de una economía basada en la producción en una intelectual.

Ambas partes también podrán trabajar conjuntamente en la lucha anticorrupción y administración pública, agregó.

El gobierno británico dispone de una reserva de 500 millones de libras, la cual puede utilizarse para asistir a las empresas de Reino Unido que operan en Vietnam, reveló y expresó su esperanza de que la nación sudesteasiática aproveche esta oportunidad.

Reino Unido también está interesado en cooperar con Vietnam en la respuesta al cambio climático y en la lucha contra la comercialización ilegal de animales, afirmó.

Tras manifestar su apoyo a las propuestas del anfitrión en la educación – formación y ciencia – tecnología, sugirió que el gobierno vietnamita simplifique los procedimientos administrativos en estos ámbitos para atraer más capitales británicos.

Además, reiteró la declaración de los cancilleres de G7 sobre el asunto del Mar del Este, y puso de relieve el respaldo a ASEAN en sus esfuerzos por establecer un código sobre la conducta de las partes en esa zona, para garantizar la libertad de la navegación marítima y aérea. – VNA