El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc (Fuente: VNA)
 

Vientiane (VNA) – Los factores decisivos para las relaciones exteriores de la ASEAN son el autofortalecimiento de cada nación miembro, la unidad dentro del bloque y su capacidad de armonizar los intereses de sus contrapartes con los de cada país integrante y de la agrupación en conjunto. 

Así lo declaró el primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, al asistir la víspera aquí a la XXIX Cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y las citas de alto nivel entre la agrupación y sus contrapartes China y Japón. 

El premier enfatizó la importancia de robustecer los nexos exteriores de la ASEAN, a fin de aprovechar la asistencia de los socios para el desarrollo de la Comunidad del bloque y el cumplimiento de la Visión 2025, confirmando así el papel y la posición de ASEAN en la arena internacional. 

Respecto a los lazos ASEAN – China, Xuan Phuc observó que el progreso sólido de esos vínculos benefició de manera pragmática a ambas partes y actualmente constituye uno de los factores cruciales para la paz, la seguridad y la prosperidad en la región. 

Exhortó a fortalecer la confidencia política y la confianza estratégica, que sirven como plataforma de las relaciones ASEAN – China, impulsar la cooperación integral y práctica, resolver las diferencias y disputas por medios pacíficos basados en las leyes internacionales e incrementar los nexos en comercio – inversión, turismo, cultura, lucha antiterrorista y anticriminal y respuesta al cambio climático, con énfasis en la gestión de los recursos del río Mekong. 

También ratificó la disposición de Vietnam de trabajar con otros países miembros de ASEAN para profundizar los vínculos entre el bloque y China, contribuyendo a la paz, el desarrollo y la prosperidad de la región y el mundo. 

Para propulsar la cooperación entre la ASEAN y Japón, Xuan Phuc sugirió acelerar las negociaciones del Tratado de Asociación Económica Integral bilateral (AJCEP) e incrementar la conectividad de infraestructuras. 

Además, saludó el compromiso de Tokio de priorizar a ASEAN en la implementación de su “Iniciativa de Asociación de bases infraestructurales de calidad”, valorada en 200 mil millones de dólares, y expresó su deseo de que Japón continúe la asistencia para mejorar la capacidad de las empresas en el bloque. 

En cuanto a la situación regional e internacional, Xuan Phuc señaló que Asia Oriental enfrenta desafíos de seguridad tanto convencionales como no convencionales, particularmente la ya existente amenaza de terrorismo y la tensión cada vez más compleja en el Mar del Este. 

Subrayó la urgencia de fortalecer la cooperación intrabloque y con las contrapartes, reducir la brecha de desarrollo entre los países miembros y promover el protagonismo de la ASEAN en el enfrentamiento a los retos regionales, entre ellos el cambio climático, la seguridad hídrica, el terrorismo y el extremismo violento. 

Todas las naciones, regiones y la comunidad internacional son responsables de mantener la paz, la seguridad y libertad de navegación marítima y aérea en el Mar del Este, así como de crear condiciones favorables para la solución de los desacuerdos, puntualizó. 

Refiriéndose a las recientes evoluciones en esa zona marítima, propuso que la ASEAN y China avancen hacia un nuevo período, por el beneficio de la paz, cooperación y desarrollo, resolviendo satisfactoriamente los problemas. 

Las partes deben ejercer el autocontrol, no complicar la situación, acelerar el diálogo para alcanzar resultados prácticos, obedecer las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982, respetar los procesos diplomáticos y jurídicos, cumplir seriamente la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este (DOC) y establecer cuanto antes un código al respecto (COC), exhortó. 

En la ocasión, Xuan Phuc enalteció el acuerdo alcanzado por la ASEAN y China sobre la aplicación del Código para choques inesperados en el mar (CUES) y urgió a ambas partes concluir el COC en 2017, en ocasión del decimo quinto aniversario de la firma del DOC y el quincuagésimo de la fundación del bloque. 

Efectuada inmediatamente después de la XXVIII Cumbre de ASEAN, la XXIX cita de alto nivel fue escenario para que los líderes de los países miembros intercambiaran criterios sobre las relaciones exteriores del bloque y los asuntos regionales e internacionales de interés mutuo. 

Tras compartir profundas preocupaciones ante los riesgos de terrorismo en el Sudeste Asiático y la situación cada vez más compleja de la seguridad cibernética, los participantes exhortaron a redoblar la vigilancia y perfeccionar el sistema legal de cada país, y aumentar el intercambio de información entre los estados. 

También acordaron intensificar la cooperación internacional para cumplir eficientemente los compromisos globales y recabar recursos y experiencias para el enfrentamiento a los desafíos transfronterizos como el cambio climático y la epidemia del virus Zika. 

Propusieron, además, medidas concretas para mejorar la competitividad de la comunidad empresarial, favorecer el flujo de mercancías, inversiones, de la fuerza laboral y turistas. 

Por otro lado, enfatizaron la importancia de mantener la paz, seguridad y libertad de navegación marítima y aérea en la región, resolver pacíficamente las disputas con apego a las regulaciones universales, sobre todo la UNCLOS, cumplir cabalmente la DOC y alcanzar prontamente el COC. 

Pusieron de relieve la promoción de la unidad y el rol central de la ASEAN en las relaciones con las contrapartes, en el enfrentamiento a los retos comunes y en la formación de una estructura regional basada en las leyes. 

Durante la XIX Cumbre ASEAN – China, las dos partes acordaron impulsar la cooperación comercial e inversionista, para elevar el trasiego mercantil a un billón de dólares y el intercambio de capital a 150 mil millones de dólares en 2020. 

El primer ministro de China, Li Keqiang, afirmó la importancia que concede Beijing a las relaciones con ASEAN, así como su respaldo al papel núcleo del bloque y el deseo de ampliar y profundizar los lazos bilaterales. 

Los países del bloque reconocieron el rol de China como uno de sus socios más importantes y manifestaron la esperanza de impulsar la solución de algunos problemas comunes como terrorismo, contaminación ambiental y cambio climático, además de expresar su apoyo a la iniciativa de Beijing sobre “Un cinturón, una ruta” y el establecimiento del Banco de Inversión en Infraestructura de Asia. 

Respecto a la cuestión del Mar del Este, ambas partes ratificaron la necesidad incrementar el diálogo y la cooperación para mantener la paz y estabilidad de la región y el mundo, así como de las relaciones de la ASEAN con China y con otros socios. 

Aprobaron la Declaración conjunta sobre la aplicación del CUES y una pauta sobre la operación de la línea telefónica directa entre altos funcionarios de las cancillerías de los países de ASEAN y de China sobre la respuesta a accidentes urgentes en el mar. 

Durante la XIX Cumbre ASEAN – Japón, las naciones del bloque elogiaron al progreso de las negociaciones del AJCEP y aprobaron el itinerario actualizado de diez años de la cooperación económica estratégica bilateral. 

Ambas partes reiteraron el compromiso de seguir coordinando en la lucha contra el terrorismo, el extremismo violento, la criminalidad transnacional y ataques cibernéticos, así como en el fortalecimiento de la seguridad en el mar. – VNA