El presidente de Vietnam, Truong Tan Sang, y su homólogo de Bangladesh, Abdul Hamid (Fuente: VNA)

El presidente de Bangladesh, Abdul Hamid, concluyó hoy su fructífera visita estatal a Vietnam, por invitación de su homólogo Truong Tan Sang.

Durante su estancia en el país, del 9 al 13 de los corrientes, el mandatario bangladesí se conversó con el presidente Truong Tan Sang y sostuvo encuentros por separado con el secretario general del Partido Comunista Nguyen Phu Trong, el primer ministro Nguyen Tan Dung y el titular de la Asamblea Nacional Nguyen Sinh Hung.

En las conversaciones, ambas partes acordaron elevar las relaciones bilaterales a una nueva altura, impulsar y profundizar las colaboraciones existentes y ampliar los nexos a los sectores en que los dos países poseen potencialidades.

También convinieron en incrementar las visitas de diferentes niveles, el intercambio de pueblo a pueblo, consultas y diálogos políticos, así como en organizar prontamente la tercera reunión del Comité mixto de Economía, Comercio, Cultura y Ciencia-Tecnología y la primera consulta política entre los dos Ministerios de Relaciones Exteriores.

Decidieron fortalecer la cooperación en seguridad-defensa mediante encuentros recíprocos, capacitación del personal e intercambio de información sobre crímenes transnacionales, migración ilegal y participación en misiones de paz de la ONU.

Coincidieron en fomentar las actividades de promoción comercial e inversionista y abogaron por incrementar el trasiego mercantil a mil millones de dólares en 2016.

Acordaron continuar ampliando la colaboración en los dominios de confecciones y textiles, minería, energía, química, mecánica, procesamiento de alimentos, metalurgia, construcción y telecomunicaciones.

Vietnam y Bangladesh se comprometieron a apoyar mutuamente y coordinar en la elaboración de iniciativas en asuntos de interés común como el desarrollo sostenible, lucha contra desastres naturales, seguridad de recursos hídricos, alimentos y energía.

Ambas partes subrayaron la importancia de mantener la paz y estabilidad regional y global, así como el respeto a los principios básicos reconocidos internacionalmente para solventar pacíficamente todas las disputas y garantizar la seguridad y libertad de navegación marítima.-VNA