Tran Dai Quang y el presidente del Senado camboyano, Say Chhum (Fuente: VNA)

Phnom Penh (VNA) – El presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, y líderes del poder legislativo y del gobierno de Camboya ponderaron las relaciones de buena vecindad, amistad tradicional, solidaridad especial y cooperación integral entre los dos países. 

El mandatario vietnamita, quien concluirá hoy su visita de dos días a este país, sostuvo ayer encuentros con los titulares del Senado camboyano, Say Chhum, y de la Asamblea Nacional, Heng Samrin, durante los cuales elogió los éxitos alcanzados por el pueblo vecino en la construcción y el desarrollo nacionales. 

Ratificó la voluntad del Partido Comunista, el Estado y el pueblo vietnamitas de hacer lo máximo para cultivar los nexos bilaterales. 

Los anfitriones aludieron al apoyo inapreciable de Vietnam, que ayudó al pueblo camboyano a escapar del genocidio y alcanzar la victoria histórica del 7 de enero de 1979, para abrir un nuevo capítulo en su historia, el capítulo de resurrección y desarrollo. 

Enfatizaron la necesidad de concienciar a las generaciones jóvenes sobre el valor de la amistad y la solidaridad entre los dos pueblos. 

Ambas partes valoraron altamente la cooperación integral entre las dos naciones, particularmente los órganos legislativos. 

Heng Samrin destacó la coordinación estrecha entre las dos Asambleas Nacionales, tanto en el marco bilateral como en los foros interparlamentarios regionales e internacionales, mientras Dai Quang aseveró que en medio de complejas evoluciones en la región y el mundo, es fundamental intensificar los vínculos bilaterales, en beneficio de ambos pueblos. 

En esa línea, los líderes acordaron organizar conjuntamente las actividades conmemorativas del aniversario 50 del establecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales (24 de junio de 1967) e incrementar la propaganda sobre la amistad tradicional entre los dos pueblos. 

El mismo día, Dai Quang sostuvo un diálogo con el primer ministro camboyano, Hun Sen, durante el cual ambas partes reiteraron el compromiso de seguir consolidando los nexos entre las dos naciones y cumplir severamente los acuerdos alcanzados, para contribuir activamente a la paz, la estabilidad y el desarrollo en la región y el mundo. 

Se comprometieron a mantener el intercambio frecuente de delegaciones de alto nivel, perfeccionar los mecanismos para impulsar la cooperación en comercio – inversión, educación – formación y turismo. 

Además, convinieron en revisar el marco legal para materializar la meta de cinco mil millones del intercambio comercial, mediante la aceleración de la firma de un tratado de evitación de doble imposición y la aplicación de un programa de conexión económica, especialmente en zonas fronterizas. 

Respecto a los asuntos regionales e internacionales de interés mutuo, se pronunciaron por mantener la coordinación estrecha en los foros multilaterales, respaldar la solución pacífica de las disputas y trabajar con otros países para garantizar la gestión y la explotación sostenible de los recursos del río Mekong. – VNA