Manila (VNA) - El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, afirmó que el ejército está dispuesto a responder con nuevos ataques aéreos y ofensivas si el grupo rebelde Nuevo Ejército Popular (NPA, por sus siglas en inglés) lanzan atentados.
 
El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (Fuente: AFP/VNA)


La declaración fue pronunciada la víspera después de que ambas partes levantaran el 3 de febrero el cese de fuego unilateralmente y Duterte anunciara que el Gobierno cancelaría las conservaciones de paz con ese grupo.

El mandatario informó que anuló una reunión, prevista para efectuarse en Noruega, con el NPA, y ordenó a los negociadores del Gobierno a repatriarse. Agregó que las demandas de los rebeldes a liberar a 400 presos políticos son demasiadas.

Desde su asunción al cargo el año pasado, Duterte se ha esforzado por recuperar el proceso de paz con el NPA y organizó dos rondas de negociaciones oficiales con ese grupo. 

Los enfrentamientos entre el ejército filipino y el NPA resultaron en la muerte de unas 30 mil personas desde 1960. – VNA