Manila (VNA)- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, llamó a los insurgentes islámicos a alistarse en el ejército para participar en la lucha contra el Estado Islámico (EI).

Soldados filipinos realizan operaciones en el Sur (Fuente: VNA)

El jefe de Estado del país sudesteasiático añadió que aceptó la propuesta el 3 de este mes del líder del Frente Moro de Liberación Nacional, Nur Misuari, sobre la integración de dos mil a tres mil miembros del grupo en las fuerzas armadas filipinas con el fin de reforzar el combate contra el Maute, organización afín al EI.

Según autoridades nacionales, las fuerzas de seguridad de Filipinas se encuentran actualmente en un combate contra alrededor de 200 a 250 individuos armados integrantes del Maute en la ciudad de Marawi en la isla de Mindanao.

El enfrentamiento entre el ejército y los insurrectos en Marawi estalló el mes pasado luego de la detección por parte de las fuerzas de seguridad pública de la casa de refugio de Isnilon Hapilon, el líder del grupo terrorista Abu Sayyaf en la urbe.

Con anterioridad, Rodrigo Duterte declaró la ley marcial de 60 días en Mindanao, tras varios enfrentamientos en Marawi entre el Ejército y el Maute, organización afín al EI.- VNA