Manila (VNA) - El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, solicitó al Parlamento extender la ley marcial vigente en el sur del país hasta el 31 de diciembre de este año con el fin de recuperar el control de la ciudad de Marawi ocupada por partidarios del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte. (VNA)

El mandatario pidió a los legisladores prolongar la ley antes de que caduque el próximo sábado, informó su portavoz, Ernesto Abella.

Duterte quiere tener más tiempo para que las fuerzas armadas puedan abatir completamente el terrorismo en el sur del país, explicó.

Con anterioridad, el presidente filipino impuso el 23 de mayo la ley marcial con un período de vigencia de 60 días en la provincia de Mindanao cuando los militantes del EI atacaron la ciudad de Marawi.

Filipinas impulsa establecimiento de región islámica autónoma

La Constitución filipina permite al presidente imponer la ley marcial por un plazo de hasta 60 días, y tras ese período, se necesita la aprobación del parlamento para prorrogar la vigencia de esa ley. –VNA