Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Manila (VNA) - El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, afirmó que podrá imponer la ley marcial si el problema de las drogas se vuelve más virulento.

La declaración del mandatario llamó atención del público debido a que hace un mes, descartó esa posibilidad al decir que ¨ no asegura una mejora en la calidad de vida de los filipinos¨.

Al hablar este sábado con los miembros de la cámara comercial en la ciudad de Davao, el dirigente filipino reiteró su compromiso de proteger el país contra las amenazas, incluidas las drogas que según él, han impactado a cuatro millones de filipinos.  

Desde que Duterte asumió el cargo de presidente, se calcula que más de seis mil filipinos han muerto en las campañas antidrogas. Además más de un millón de distribuidores y consumidores de drogas han sido arrestados. –VNA

VNA- INTER