Hanoi (VNA) - El presidente de Francia, Francois Hollande, sugirió a las autoridades de Hanoi intensificar la conservación del casco antiguo capitalino para las generaciones futuras. 

El presidente de Francia, Francois Hollande, visita el casco antiguo. (Foto: VNA)

Al tomar la víspera un paseo de la calle Ma May a la calle Hang Bac en el barrio antiguo, el mandatario francés recibió la cálida bienvenida de hanoyenses y turistas y fue informado sobre la historia de esa zona. 

Los funcionarios de la Junta Directiva del Casco Antiguo de Hanoi reiteraron la determinación de las autoridades municipales y del Gobierno vietnamita para preservar la arquitectura y la cultura propia de ese lugar. 

También le explicaron los programas de cooperación entre Hanoi y la ciudad francesa de Toulouse en la restauración de una antigua casa en la calle Ma May y otras obras en el casco antiguo. 

El presidente Francois Hollande mostró interés en la conservación del casco antiguo en el contexto de que ese lugar tiene una alta densidad de población. 

Opinó que el problema es un reto para las autoridades de Hanoi, ya que no se requieren cambios en la estructura social del casco antiguo.

El presidente también visitó el templo de Kim Ngan, que fue restaurado en 2010 y sirve como un lugar para las actividades culturales y espirituales locales. 

Con anterioridad, el estadista francés se reunió con estudiantes vietnamitas que realizaron cursos de estudio en el país europeo. 

El casco antiguo de Hanoi, que cuenta con una superficie total de 81 hectáreas, abarca diez barrios del distrito de Hoan Kiem, a saber: Hang Bac, Hang Buom, Hang Bo, Hang Bong, Hang Ma, Cua Dong, Ly Thai To, Dong Xuan, Hang Gai, y Hang Dao.-VNA