Beijing (VNA) - El presidente Tran Dai Quang reiteró hoy la constante política del Partido Comunista y del Estado de Vietnam de conceder importancia y desarrollar de manera sincera las relaciones de vecindad amistosa y cooperación integral con China.
Conversaciones entre Dai Quang y Xi Jinping (Fuente: VNA)

El mandatario, quien se encuentra de visita aquí, sostuvo un encuentro con el secretario general del Partido Comunista y presidente de China, Xi Jinping, durante el cual manifestó su bienvenida a la asistencia del anfitrión a la Cumbre del Foro de Cooperación Económica (APEC) 2017 en Vietnam.

Tras afirmar el gran significado de las similitudes culturales, así como el desarrollo, la  estabilidad y los avances de cada parte para ambos países, Dai Quang declaró que el progreso leal y estable de los nexos bilaterales es una demanda objetiva y adecuada con los intereses a largo plazo de los dos pueblos y beneficia a la paz, la estabilidad y el avance en la región y el mundo.

Por su parte, Xi Jinping ratificó la disposición de continuar fortaleciendo la amistad entre ambos pueblos y profundizar la asociación de cooperación estratégica integral entre las dos naciones.

Manifestó sentirse satisfecho al realizar próximamente una visita estatal a Vietnam y asistir a la Cumbre del APEC, y aseguró que China apoya a Vietnam en la organización exitosa de ese evento.

Ambos líderes destacaron el crecimiento vigoroso de las relaciones bilaterales en todas las esferas e intercambiaron opiniones en torno a medidas destinadas a consolidar la confianza y la amistad y promover la colaboración de beneficio muto en todos los sectores, así como mantener la paz y estabilidad en el mar.

Acordaron continuar el intercambio frecuente de delegaciones de alto nivel, con el fin de identificar las orientaciones de la cooperación bilateral y resolver oportunamente los problemas emergentes.

También se refirieron a la implementación del plan de colaboración entre los dos Partidos Comunistas en el período 2016-2020, la organización de seminarios teóricos y la realización de los programas conjuntos de los dos parlamentos, organizaciones y localidades de ambos países.

Abogaron por promover la calidad y eficiencia de los lazos en la economía y otros ámbitos, en aras de crear una base firme  para la amistad bilateral, y por instruir a los ministerios, sectores, localidades y comunidades empresariales en la implementación de los planes de cooperación.

Formularon votos por adoptar medidas dedicadas a impulsar el intercambio comercial, incluida la asistencia a las actividades de las oficinas promocionales de Vietnam en  China y el estímulo al intercambio entre las empresas, especialmente en los ámbitos de alimentos y productos agrícolas y acuícolas.

Acordaron estimular a las compañías chinas a invertir en proyectos de alta tecnología y amigable con el entorno y adecuado con la demanda y la estrategia de desarrollo sostenible de Vietnam.

Además, convinieron en considerar la firma de un plan integral sobre el establecimiento de un área de cooperación económica transfronteriza, en concordancia con los principios de equidad y beneficio mutuo, y con respeto a la independencia y la soberanía de cada nación, así como sus respectivas legislaciones.

En la ocasión, Dai Quang exhortó a medidas destinadas a reducir el déficit de Vietnam en la balanza comercial con China, incluido el aumento de las importaciones de productos agrícolas del país indochino.

Tras proponer incrementar la cooperación en la agricultura, la protección ambiental, la ciencia-tecnología y la respuesta al cambio climático, pidió a China ayudar a Vietnam en la creación de especies de arroz resistentes a la sequía y la salinización en el Delta del Río Mekong.

También instó a renovar prontamente el acuerdo bilateral sobre la línea telefónica directa para resolver asuntos imprevistos en la pesca, y a impulsar la coordinación en el uso sostenible de los recursos del río Mekong-Lancang.

Con respecto al asunto del mar, Dai Quang reafirmó que Vietnam persiste en la solución pacífica de las disputas en el Mar del Este, sobre la base de las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982, y con respeto a los procesos jurídicos y diplomáticos.

Urgió a ambas partes a cumplir estrictamente la percepción común y los compromisos alcanzados al respecto, especialmente el Tratado sobre principios básicos directivos para la solución de los asuntos en el mar; controlar los desacuerdos y evitar acciones que compliquen la situación; y solventar satisfactoriamente los problemas referentes a la pesca.

Además, llamó a impulsar el diálogo en torno a las cuestiones marítimas para alcanzar progreso práctico, así como a implementar cabal y efectivamente la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este (DOC) y esforzarse para establecer cuanto antes un código al respecto (COC).

Después de las conversaciones, ambos líderes presenciaron la rúbrica de numerosos documentos de cooperación en las esferas de economía, tecnología, diplomacia, comercio y formación del personal de los dos Partidos Comunistas, además de un convenio del crédito preferencial para el proyecto de metro Hanoi- Ha Dong. - VNA