Hanoi, (VNA) – El presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, reconoció los esfuerzos del sector sanitario para satisfacer las crecientes demandas del pueblo, los cuales contribuyeron al desarrollo socioeconómico, la garantía del bienestar social y la integración global del país.  
Tran Dai Quang y los “Médicos del pueblo” recién declarados (Fuente: VNA)

Al intervenir anoche en un acto conmemorativo al aniversario 62 del Día Nacional del Médico de Vietnam (27 de febrero), el mandatario valoró que en los últimos años, la red de centros de atención sanitaria ha sido ampliada, especialmente en el nivel local.  

Numerosas peligrosas epidemias fueron prevenidas; la calidad de los servicios aumentó; los establecimientos locales fueron dotados de tecnologías modernas, lo que facilita el acceso de los pobladores a los avances científico-técnicos; y la actitud de los funcionarios y trabajadores de los hospitales mejoró, afirmó.  

Instó al sector de salud a coordinar con otras autoridades en la intensificación de la propaganda para aumentar la conciencia y los conocimientos de los pobladores sobre la prevención de enfermedades y el fortalecimiento de la salud.  

Además, la rama necesita adoptar medidas firmes destinadas a controlar la higiene alimentaria, pronosticar y prevenir oportunamente los efectos negativos en la salud causados por el cambio del entorno y de las condiciones laborales en los procesos de modernización-industrialización e integración global, propuso.  

Exhortó a mantener especial atención al cuidado de las madres e infantes, personas de edad avanzada, comunidades minoritarias, veteranos de guerra y familias beneficiadas por políticas sociales.  

Subrayó, en particular, la importancia de perfeccionar las infraestructuras en los establecimientos médicos de base, para satisfacer la demanda en cada localidad.  

Al mismo tiempo, el sector deberá impulsar la investigación y la aplicación de ciencia-tecnología, el desarrollo de la farmacia y la cooperación con contrapartes extranjeras.  

Tras reiterar la frase del Presidente Ho Chi Minh: “los buenos médicos son buenas madres”, el estadista exigió mejorar las condiciones de trabajo en los hospitales y fortalecer la formación profesional y el perfeccionamiento de la ética de los recursos humanos.  

En la ocasión, se honraron a los 134 “Médicos del pueblo” recién declarados por el jefe del Estado. – VNA