Ciudad Ho Chi Minh, (VNA) - La entrada en vigor de diversos Tratados de Libre Comercio (TLC) de nueva generación se prevé que impulse fuertemente el proceso de integración para Vietnam, comentaron expertos.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Desde su ingreso en la Organización Mundial de Comercio en 2007, el Gobierno vietnamita determinó que los TLC orientarían el desarrollo y la reforma de la economía nacional.

Esos pactos también contribuyen a promover la conectividad y la cooperación entre el país y otras economías en el mundo, especialmente las actividades comerciales.

De acuerdo con Luu Duan, vicepresidente de la filial de la Asociación vietnamita de Ciencia y Tecnología en Ciudad Ho Chi Minh, después de la participación y firma de los TLC, se registraron una mayor ola de inversiones extranjeras en la nación y también un fuerte crecimiento del valor de las exportaciones.

En el contexto de la integración internacional, el entorno de negocios se ha mejorado, los proyectos de alta tecnología amigable con el medio ambiente y en apoyo a las industrias auxiliares se han estimulado, mientras que las barreras arancelarias y no arancelarias se han reducido, indicó.

Las empresas municipales exportaron productos en su mayoría a países asiáticos (lo que representó el 53,7 por ciento del total de 2016), informó Tran Vinh Nhung, subjefe del Servicio de Industria y Comercio de la urbe.

Durante el período 2011-2015, Ciudad Ho Chi Minh contó con unos seis mil 400 proyectos de inversión extranjera, con un capital inscrito de 40,86 mil millones de dólares.

La integración también ha ayudado al desarrollo del sector científico y tecnológico de Vietnam, mejorando su conexión con los socios foráneos y la capacidad de investigación de expertos y de formación de recursos humanos de alta calidad.

En caso de la industria textil, se ha reportado un crecimiento promedio anual de 10 por ciento en la última década, gracias a la incorporación del país a los TLC.

Jonathan Moreno, representante de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (AmCham) en Ciudad Ho Chi Minh, destacó la necesidad de mejorar la competitividad de las empresas vietnamitas en medio de la integración económica global.

AmCham ha respaldado actividades de negocios de firmas de su país en Vietnam y viceversa, lo que contribuyó a un comercio bilateral de 52 mil millones de dólares el año pasado. Esa cifra se espera que alcance 80 mil millones de dólares antes de 2020, señaló.

Por su parte, Sebastian Eckardt, economista del Banco Mundial, indicó el lento crecimiento de la productividad laboral en Vietnam con respecto a otros países en la región, con un promedio anual de solo cuatro por ciento.

Los expertos consideraron los recursos humanos como la mejor potencialidad de Vietnam ya que cada año, más de un millón de jóvenes ingresan en el mercado laboral.

Por lo tanto, reiteraron, es necesario aumentar la productividad laboral y la calidad de los productos, captar más inversión extranjera directa y generar nuevos puestos de trabajo, por el desarrollo socioeconómico de la nación. – VNA