Hasta el momento las inundaciones y deslaves de tierra dejaron un saldo de 16 muertos  (Fuente:VNA)
Hanoi (VNA)- El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, instó a los ministerios, sectores y localidades norteñas a seguir de cerca la situación de inundaciones y tomar riendas para enfrentar las torrenciales lluvias y mitigar sus secuelas.

En una nota oficial emitida hoy, el jefe del Ejecutivo urgió a los gobiernos locales a continuar las labores para superar las consecuencias ocasionadas por las inundaciones recientes, centradas en buscar a personas desaparecidas, ofrecer ayuda a los hogares afectados y proveer productos de primera necesidad a familias, cuyas casas fueron destruidas.

Instruyó revisar las áreas propensas a deslaves de tierra, emitir alertas tempranas para que los residentes locales se trasladen a sitios seguros y diseñar planes de evacuación, además de preparar a las fuerzas de seguridad con el fin de asegurar el tráfico en las zonas afectadas gravemente por las riadas.

El personal médico debe estar disponible para prevenir brotes de enfermedades después de las inundaciones, exigió.

También  pidió a las agencias y localidades concernientes monitorear y garantizar la operación segura de los embalses y el sistema de diques, y desplegar medidas dirigidas a proteger  la producción agrícola.

El Ministerio de Industria y Comercio se encarga de la garantía de la red energética, mientras que el de Transporte se responsabiliza de asegurar la fluidez de la circulación en las carreteras y apoyar a las localidades damnificadas en la solución de los incidentes del tráfico.

La cartera de Recursos Naturales y Medio Ambiente monitoreará la evolución del tiempo, realizará pronósticos e informará a los órganos competentes y localidades para que adopten medidas preventivas.

Según datos oficiales, hasta el momento las inundaciones y deslaves de tierra dejaron un saldo de 16 muertos y dos desaparecidos en las provincias norteñas.

 Esos fenómenos también destruyeron 86 casas y anegaron 500 hectáreas del cultivo de arroz y otros granos. Los daños económicos iniciales se estiman en 909 mil dólares.-VNA

VNA- SOC