jueves, 24 de agosto de 2017 - 14:13:06

Primer ministro ruso destaca perspectivas de cooperación con Vietnam

Impresión

El futuro Tratado de Libre Comercio con la Unión Económica Euroasiática (UEU) permitirá a Vietnam acceder no solo al mercado de Rusia, sino a los de sus socios que cuentan una población de más de 40 millones de personas, evaluó el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev.

En una entrevista concedida a la Agencia Vietnamita de Noticias, en ocasión de su visita al país indochino del 5 al 7 de los corrientes, el jefe del gobierno puso de relieve las perspectivas de las relaciones bilaterales en diversos sectores.

En el plano económico, Medvedev reiteró nuevamente la disposición de su país de intensificar los nexos con los Estados de la región de Asia-Pacífico y los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN), así como impulsar una colaboración directa con Vietnam.

Tenemos muchas ideas para elevar las relaciones de asociación estratégica con Vietnam a una nueva altura y uno de ellos es un acuerdo de zona de libre comercio, recalcó el premier ruso añadiendo que es probablemente que sea el primer documento que firmará la Unión Económica Euroasiática con un tercer país.

Reveló los avances en las negociaciones sobre ese convenio y la intención de ambas partes de concluirlas en un futuro próximo a pesar de varios asuntos pendientes.

El acuerdo previsto no sólo abriría el mercado vietnamita a los productos rusos, sino que también daría a nuestros socios vietnamitas acceso al mercado ruso, observó.

Dado que el intercambio comercial y la cooperación entre ambas naciones en este sector reportan cifras altas, el convenio debe priorizar la creación de condiciones para la inversión mutua, opinó Medvedev tras referirse a las cuestiones relacionadas con los servicios.

Expresó su deseo de que las conversaciones que sostendrá durante su visita en Vietnam produzcan resultados concretos.

Respecto a la cooperación bilateral en la explotación petrolera en la plataforma continental de Vietnam, el jefe del gobierno resaltó los tradicionales lazos entre ambos países en este campo, con la empresa mixta Vietsopetro como símbolo.

Detalló que Vietsopetro ha producido cientos de millones de petróleo y mil millones de metros cúbicos de gas. Se trata de grandes cantidades, a escala mundial.

Esto evidencia nuestra cooperación de beneficio mutuo y por esta razón, ZARUBEZHNEFT de Rusia y PetroVietnam llegaron a un acuerdo en continuar con esta cooperación hasta el 2030, puntualizó.

No solo ZARUBEZHNEFT sino otras importantes empresas rusas como Rosneft y Gazprom tienen socios en el país indochino y cada una está negociando sus propios acuerdos de cooperación, agregó.

“Tenemos una serie de proyectos que hemos invitado a nuestros amigos vietnamitas a participar. Raramente invitamos a los socios extranjeros para participar en la exploración en el territorio ruso. El sistema está funcionando adecuadamente tal como es. Esta opción se ha diseñado especialmente para nuestros socios vietnamitas”, expresó Medvedev.

Subrayó la necesidad de buscar nuevas formas de cooperación mencionando a la refinación (en lugar de la extracción solo) y el uso de diversos incentivos para fomentar la colaboración tanto en la plataforma continental de Vietnam como en la de Rusia.

Debemos aplicar diversos mecanismos que incentiven, incluidos los impuestos, porque las reservas en las que estamos trabajando se han agotado y es necesario perforar pozos más profundos o para buscar nuevos campos, que, naturalmente, requiere inversión adicional, señaló.

En cuanto a la cooperación bilateral en la ciencia y tecnología, Medvedev citó como ejemplo el proyecto de planta de nucleoeléctrica Ninh Thuan I en Vietnam, el cual no solo necesita inversión para su construcción sin personal calificado para operarla con seguridad.

Rusia ofrece cursos de formación a estudiantes y expertos vietnamitas en la Universidad Nacional de Investigación Nuclear, quienes trabajarán bien en la planta Ninh Thuan I y contribuirán al desarrollo del sector de tecnología nuclear de Vietnam, abundó.

Al responder sobre la reducción del 40 por ciento de la cantidad de turistas rusos a Vietnam en los primeros meses del año, Medvedev explicó que el actual descenso se debe a las dificultades económicas y los problemas con el valor del rublo.

En 2014, el número de turistas rusos aumentó en más del 30 por ciento por lo tanto a pesar de que disminuyó este año, no fue una caída, sino un retorno al nivel de 2013, destacó.

Enfatizó la necesidad de desplegar esfuerzos conjuntos para elevar aun más el número de turistas vietnamitas al país euroasiático y los rusos en Vietnam, teniendo en cuenta que el país sudesteasiático tiene una población de 90 millones de personas y Rusia es un gran país con muchos lugres de interés.

Sobre la posibilidad de que Rusia y Vietnam usen monedas nacionales (rublo y dong, respectivamente) para pagos recíprocos, dijo que no existen ningún obstáculo desde el punto de vista legal, pero se necesita una razón económica para ello.

Medvedev evocó que ambos países coincidieron en la posibilidad de utilizar monedas nacionales para pagos recíprocos hace casi diez años, e incluso crearon un banco mixto.


Sin embargo, el uso de monedas nacionales es adecuado cuando el comercio alcanza un determinado tamaño, es decir, cuando es necesario para incrementar las reservas de estas monedas, señaló.

Actualmente, los pagos en monedas nacionales representan sólo el 1,5 por ciento del comercio, y el resto se hace en dólares estadounidenses, lo que no siempre resulta ventajoso porque es una moneda extranjera para Vietnam como para Rusia. En este sentido, podría ser más rentable para hacer pagos en moneda nacional, incluidos el comercio y la inversión, explicó el entrevistado y adelantó que planteará esa cuestión en las próximas conversaciones con socios vietnamitas.

Compartiendo sus impresiones sobre Vietnam, Medvedev recordó su primera estancia en este país hace 12-13 años y destacó el rápido crecimiento económico de Vietnam, sobre todo el progreso en la industria, la agricultura y el nivel de vida.

“Nuestros países - quiero decir Vietnam y la Unión Soviética - no fueron los países más ricos del mundo hace 20 o 30 años. Hoy en día estos logros son evidentes, y estamos muy contentos por eso”, manifestó.

Junto con un Vietnam moderno con desarrollo rápido y enérgico, que está emergiendo como uno de los líderes de la región de Asia-Pacífico, hay un antiguo Vietnam con una historia especial y cultura propia y estos le hacen atractivo, recalcó.

Puso acento en la extraordinaria importancia de las efemérides que celebrarán ambos países este año como el aniversario 40 de la liberación total de Sur y Reunificación nacional de Vietnam (30 de abril) y 70 de la Gran Guerra Patriota a principios de mayo.

La reunificación de Vietnam fue el primer paso para su posterior desarrollo. Es un día de fiesta nacional de gran valor, destacó Medvedev y reveló que visitará al sur del país indochino por primera vez.

“Todavía me acuerdo de la lucha del pueblo vietnamita heroico, nuestra ayuda y apoyo en su lucha, y el resultado final”, recordó y trasmitió sinceras felicitaciones del pueblo ruso a su similar vietnamita por la efeméride.

Tras enfatizar el significado de la Gran Guerra Patriota sobre el nazismo, así como sus celebraciones para educar a las generaciones futuras, saludó la presencia de amigos vietnamitas en esos eventos.-VNA
Sus comentarios sobre este artículo ...
Otros