Hanoi (VNA)- El gobierno vietnamita priorizará los proyectos de Inversión Extranjera Directa (IED) que tienen políticas de vínculos con las empresas nacionales, afirmó el viceprimer ministro, Vuong Dinh Hue.

El vicepremier Vuong Dinh Hue interviene en el foro empresarial (Fuente: VNA)

Al referirse a las preocupaciones por el desarrollo desigual entre el sector de grupos foráneos y nacionales en el país durante un foro empresarial, el subjefe de gobierno ratificó tal postura tras informar sobre el permiso selectivo para la colocación de capital extranjero en Vietnam.

Añadió que esa política busca apoyar tanto a las empresas extranjeras como domésticas en la integración en la cadena de valores regional y mundial y también en la elevación de su competitividad.

Ratificó además el compromiso del gobierno de mejorar el entorno de negocios y de encaminarse a añadir en el servicio electrónico el 80 por ciento de los procedimientos administrativos.

En la cita, especialistas advirtieron que pese a la atracción de 23 mil proyectos de 116 países y territorios con un capital registrado total de 300 mil millones de dólares, la nación sudesteasiática no ha aprovechado al máximo los beneficios brindados por las IED en los aspectos financieros, tecnológicos y de gestión de trabajadores.

Tras remarcar que los cambios de las políticas internacionales de algunas nacionales y el vertiginoso desarrollo de la revolución científica y tecnológica estimularon el establecimiento de vínculos entre los países en distintos campos de diferentes niveles, enfatizaron que la profundización de los lazos entre el sector de IED y de inversiones domésticas constituye una tarea apremiante de Vietnam.

Según el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Vietnam, Vu Tien Loc, un estudio realizado por la entidad mostró que la distancia geográfica afecta a los enlaces entre las empresas de capital extranjero y las entidades domésticas.

Es por eso, resulta necesario tener en cuenta las conexiones entre esos dos grupos al diseñar áreas industriales destinadas a las inversiones extranjeras.

Mientras, el presidente de la Asociacion de Empresas Japonesas, Hiroshi Karashima, recomendó impulsar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) con el fin de fortalecer la industria de apoyo en el país.

Abogó por favorecer los vínculos entre las corporaciones niponas y las Pymes vietnamitas para la transferencia de tecnología.

Por su parte, representantes de la Cámara Europea de Industria y Comercio en el país indochino (Eurocham) patentizaron la disposición de respaldar a Vietnam en el impulso del progreso del sector de energía renovable y la tecnología “verde” para facilitar la participación en la cadena mundial de valores.- ECO