Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Hanoi (VNA) – La Cámara de Comercio Exterior de Brasil (Camex) decidió reducir aranceles a la importación de café robusta de 20 a 10 por ciento, situación que ofrece oportunidades de venta en este país suramericano al sector cafetero vietnamita.

Según la Embajada de Vietnam en Brasil, esa decisión fue tomada a solicitud del Ministerio brasileño de Agricultura debido a que la producción nacional no abastece la demanda de la industria del café doméstica.

Brasil planea importar un millón de sacos de 60 kilogramos o 250 mil toneladas de ese producto cada mes hasta fines de mayo próximo.  
Con anterioridad, el ministerio brasileño publicó en la gaceta oficial de Brasil los reportes sobre el riesgo de contraer enfermedades del café importado.

De acuerdo con los expertos, con esa publicación, los importadores brasileños podrían comprar granos de café de Vietnam, si es aplicable obtener los certificados de cuarentena de este país indochino.

Brasil es el mayor exportador y productor mundial de café verde y el líder en ventas de café instantáneo. En 2016 produjo un récord de 49 millones 600 mil sacos de arábica, pero el rendimiento del robusta cayó 25 por ciento en comparación con 2015 debido a una sequía.

Vietnam es el mayor cultivador de café robusta y el segundo exportador mundial después de Brasil. El país indochino exportó un millón 790 mil toneladas de café en 2016, para un ingreso de tres mil 360 millones de dólares, según informó el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

El café arábica se utiliza principalmente para producir marcas de café tostado y molido, mientras que el robusta permite la elaboración del instantáneo. VNA