Hanoi (VNA) – La próxima visita a China del secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, será otro impulso para las relaciones bilaterales, que continuaron desarrollándose de manera estable durante los últimos tiempos.  
Nguyen Phu Trong y Xi Jinping, durante la visita del último en Vietnam en noviembre de 2015 (Fuente: VNA)

Las dos naciones mantuvieron el intercambio frecuente de delegaciones de alto nivel, contribuyendo al fortalecimiento de la confianza política y la cooperación. Especialmente, durante las previas visitas de Phu Trong a China, y del secretario general del Partido Comunista de China y presidente de ese país, Xi Jinping, a Vietnam, ambas partes alcanzaron diferentes percepciones comunes y acuerdos para aumentar la eficiencia de la colaboración bilateral. 

Los dos Partidos Comunistas firmaron un programa de cooperación en el período 2016-2020, mientras continuaron el intercambio de visitas de alto nivel y organizaron de forma rotativa el seminario teórico anual. 

Más de mil 500 militantes vietnamitas fueron enviados a China para participar en cursos de capacitación desde 2011 hasta 2015, programas que recibieron el aval para su continuación en los cinco años posteriores.

La cooperación entre los ministerios, sectores y localidades de los dos países siguió alcanzando resultados notables.

Las dos partes firmaron y aceleraron la implementación del programa de acción para explotar la asociación de cooperación estratégica integral entre las dos naciones, el cual incluye el establecimiento de los grupos de trabajo en materia de construcción de infraestructuras, de apoyo recíproco en el mar y de cooperación financiera y monetaria.

Establecieron también un comité directivo para la cooperación bilateral, que realizó hasta la fecha nueve reuniones.

Por otro lado, los dos países abrieron una línea telefónica directa entre los dos Ministerios de Defensa, realizaron frecuentemente proyectos de cooperación fronteriza y marítima y en misiones de mantenimiento de paz.

Están en curso actividades en colaboración en la lucha anticriminal y la garantía de seguridad para los organismos, empresas y ciudadanos de un país en el otro.
Durante los últimos años, China permaneció como uno de los socios comerciales más importantes de Vietnam: el país indochino es el quinto mayor importador y el onceno mayor exportador del gigantesco mercado norteasiático.

En datos concretos, en los primeros 10 meses de 2016 el intercambio comercial bilateral alcanzó 57 mil 600 millones de dólares, de esa suma más de 17 mil millones provinieron de las exportaciones de Vietnam, un aumento interanual de 24 por ciento.

Las dos partes planean elevar el valor del trasiego mercantil a 100 mil millones de dólares en 2017. En un esfuerzo por aumentar la eficiencia de la cooperación económica, Vietnam abrió en 2015 una oficina de promoción comercial en Chongqing, una ciudad clave en el Sudeste de China.

Hasta octubre de 2016, China tuvo mil 522 proyectos de inversión en Vietnam,  con valor total de más de 10 mil millones de dólares, para ubicarse en el noveno puesto entre los 116 países y territorios inversores del país. Las inversiones chinas se concentran en las industrias de manufactura y procesamiento y energía. Actualmente, Beijing aspira a promover la cooperación para aumentar la capacidad productiva e impulsar la economía transfronteriza.

Desde 1993 hasta la fecha, China ofreció a Vietnam más de 30 proyectos de ayuda no reembolsable y crédito preferencial gubernamental, valorados en 800 millones de dólares.

En otras esferas, Vietnam y China iniciaron la implementación de un convenio cultural en el período 2016-2018 y del proyecto de construcción del centro cultural de un país en el otro.

Paralelamente, organizaron numerosos eventos de intercambio deportivo y comenzaron el despliegue del tratado de cooperación educacional durante 2016-2018.

Además, China es un importante suministrador de turistas de Vietnam: más de dos millones 200 mil visitantes llegaron al país indochino en los primeros 10 meses de 2016. Numerosas rutas aéreas directas fueron abiertas para conectar las dos naciones.

Ambas partes también efectuaron 16 eventos de intercambio amistoso juvenil e intensificaron la cooperación interlocal con frecuentes visitas y la firma de numerosos acuerdos.

Por otro lado, Vietnam y China sostuvieron diálogos para intercambiar opiniones sobre la gestión de las zonas fronterizas y la cooperación en el Golfo de Bac Bo (Tonkín).

En cuanto al asunto del Mar del Este, líderes de los dos países alcanzaron, mediante el diálogo, la percepción común sobre la solución satisfactoria de los diferendos basada en el respeto a los intereses legítimos de cada parte y a las leyes internacionales.

Acordaron cumplir estrictamente la percepción común y los acuerdos alcanzados al respecto, utilizar eficientemente el mecanismo de diálogo gubernamental sobre los asuntos fronterizos y buscar, mediante conversaciones amistosas y soluciones básicas a largo plazo aceptables para ambas partes.

Se comprometieron a controlar efectivamente los desacuerdos, evitar la complicación de la situación, cumplir cabal y eficientemente la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este y establecer cuanto antes un código al respecto.

También se pronunciaron por resolver las disputas por medios pacíficos, en concordancia con las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982.

Ambas partes mantuvieron el diálogo y la cooperación en el mar y concluyeron la inspección conjunta en la entrada del Golfo de Bac Bo.

Esos resultados constituyen la base para impulsar las relaciones entre los dos países vecinos, y la visita de Phu Trong, que tendrá lugar en vísperas del aniversario 67 del establecimiento de los nexos diplomáticos (18 de enero de 1950) y el Año Nuevo Lunar, será un nuevo viraje en los vínculos bilaterales. – VNA