Nghe An, Vietnam (VNA) – Las autoridades de la provincia centrovietnamita de Nghe An reportaron un incidente ocurrido en la parroquia de Song Ngoc, relacionado con la contaminación marina causada por el fabricante de acero taiwanés Hung Nghiep Formosa Ha Tinh.

De acuerdo con la fuente, el 10 de febrero, el sacerdote Nguyen Dinh Thuc, de la parroquia de Song Ngoc, en la comuna de Quynh Ngoc, distrito de Quynh Luu, escribió una carta abierta pidiendo a otros clérigos que oraran por los feligreses de Song Ngoc que planeaban presentar una demanda contra la empresa Formosa ante el Tribunal Popular del municipio de Ky Anh en la cercana provincia de Ha Tinh, donde se encuentra la mencionada fábrica.

El 14 de febrero, unos 500 fieles se reunieron en la parroquia de Song Ngoc para ir a Ha Tinh. Al llegar a la comuna de Dien Hong, en el distrito de Dien Chau de Nghe An, la policía de tránsito exigió que los feligreses trasladaran sus vehículos a un carril para evitar la congestión.

Sin embargo, los parroquianos se negaron a obedecer y siguieron conduciendo a su antojo, afectando el flujo de tráfico.

La policía, por su parte, intentó persuadirlos para que trasladaran sus vehículos al borde de la carretera, donde los funcionarios de Nghe An iban a hablar con el sacerdote Nguyen Dinh Thuc y sus acompañantes.

Mientras los vehículos se movían hacia un costado de la vía, Dinh Thuc ordenó que un automóvil de siete plazas se detuviera en medio de la carretera nacional 1A.

Como los pasajeros de dicho vehículo se negaron a bajar, la policía tuvo que mover tanto el carro como a las personas que se hallaban en él para facilitar el flujo del tráfico. Algunos feligreses desobedecieron la petición, causando un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

El sacerdote Dinh Thuc refirió que fue herido por la policía y luego llamó a dignatarios y feligreses en áreas cercanas para pedir ayuda.

El mismo día, el secretario del Comité del Partido Comunista de Vietnam en Nghe An, el vicepresidente permanente del Comité Popular provincial, el director del Departamento de Seguridad Pública local y algunos sacerdotes llegaron al lugar para tratar de calmar a los feligreses y le solicitaron a Dinh Thuc que le pidiera a sus parroquianos que regresaran a casa.

Sin embargo, algunos feligreses se trasladaron a la autopista 1A para presionar a las fuerzas policiales.

Según los informes, algunos habían arrojado ladrillos y piedras a la policía, hiriendo a 16 oficiales, incluido el director del Departamento Provincial de Seguridad Pública y dañando tres coches.

La policía arrestó a 21 personas en el lugar, según las autoridades Nghe An.

La provincia pidió a los medios de comunicación que informaran sobre el incidente de manera oportuna y honesta, y añadió que las agencias locales investigarán a los provocadores de este suceso. – VNA