Una pareja de tigre blanco de Bengala posibilitaron a tres descendientes sanos en el Jardín botánico y zoológico de Saigón, Ciudad Ho Chi Minh, un evento sin precedentes en Vietnam.

La magre tigre y dos descendientes (Fuente: Jardín botánico y zoológico de Saigon)

La administración de la urbe congratuló hoy a los funcionarios y empleados del recinto por este éxito.

Le Hoang Quan, presidente del Comité Popular de Ciudad Ho Chi Minh declaró que la cría y reproducción exitosa del tigre blanco evidenció los esfuerzos de Vietnam en la protección de animales salvajes y la lucha firme contra la caza de las especies en peligro de extinción, además de aportar significativamente a la investigación científica.

Phan Viet Lam, director del Jardín botánico y zoológico de Saigón, reveló que los tigres fueron importados en 2010 desde Canadá y a fines de julio dieron bienvenida a tres cachorros.

Por instinto, la madre presta mayor atención a los dos ejemplares más fuertes, así que los trabajadores tienen que cuidar al otro, concretó asegurando que hasta el momento permanecen sanos, con peso creciente diariamente en unos 100 gramos.

El tigre criado por humanos (Fuente: tuoitre.vn)

El fin de semana pasada, en ocasión de que los pequeños cumplieron un mes, la población local tuvo la oportunidad de visitar a estos nuevos miembros del zoo.

Como aspecto interesante, Vietnam no figura entre las zonas donde naturalmente vive el tigre blanco, por lo tanto la reproducción exitosa tiene un significado especial en la preservación de esta especie.

El tigre blanco de Bengala se encuentra principalmente en Bangladesh, la India, Bután, China y Nepal. El número de ejemplares reportó drásticas disminuciones y en la actualidad sólo quedan unos tres mil 200.

El animal es calificado en crítico peligro de extinción. – VNA