Representantes de los Ministerios de Defensa de Vietnam y Estados Unidos destacaron la cooperación bilateral en la superación de las secuelas de guerras, asistencia humanitaria, búsqueda y rescate e intercambio de experiencias en la ejecución de las leyes del mar. 

El viceministro de Defensa de Vietnam, Nguyen Chi Vinh, y la subsecretaria adjunta de Defensa de Estados Unidos, Amy Searight (Fuente: VNA)


El subtitular de la cartera vietnamita, Nguyen Chi Vinh, y la subsecretaria adjunta de Defensa de Estados Unidos, Amy Searight, coincidieron en esa valoración durante el sexto diálogo de políticas de defensa Vietnam-EE.UU., concluido hoy en Washington. 

Chi Vinh valoró altamente la responsabilidad del estado norteamericano en los proyectos de descontaminación de dioxina en los aeropuertos Da Nang en la homónima provincia centrovietnamita y Bien Hoa en el territorio central de Dong Nai. 

Destacó los logros de ambas partes en la participación en el mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas (ONU), capacitación del personal y garantía de seguridad marítima. 

Por su parte, Searight apreció los esfuerzos de ambas naciones para cumplir el memorando en el sector sellado en 2011, la declaración de visión conjunta en 2015 y otros acuerdos. 

Resaltó la buena colaboración en los foros internacionales, particularmente en el marco de la Conferencia ampliada de los ministros en el campo (ADMM+). 

Además enfatizó en la compleja evolución de la situación en la región Asia- Pacífico, remarcando en las luchas soberanas, así como declaraciones y acciones transgresivas de las normas mundiales que provocan inquietudes para los países dentro y fuera del área. 

Exhortó a resolver las disputas por vías pacíficas y poner fin a todas las violaciones de las leyes internacionales en la zona. 

A su vez, Chi Vinh advirtió sobre los riesgos de una inestabilidad e incluso conflictos en la zona, lo que exige a los estados involucrados accionar con moderación, mantener diálogos pacíficos, intercambiar punto de vista y lograr consenso en los foros multilaterales. 

Hizo hincapié en la necesidad de elaborar prontamente principios de acciones sobre la base de las leyes internacionales y la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982 y evitar las actividades que complican la situación. 

Respecto a la orientación para la futura coordinación, ambas partes acordaron seguir impulsando los nexos bilaterales en correspondencia al nivel de la asociación integral bilateral, prestar atención en la solución de las consecuencias de las guerras y mantenimiento de mecanismos de diálogo y consulta, entre otras tareas.- VNA