Peces muertas en Quang Binh (Fuente: VNA)

Quang Binh, Vietnam (VNA) – Pobladores en la provincia vietnamita de Quang Binh, una de las zonas afectadas por la muerte masiva de animales acuáticos en la costa central, manifestaron el deseo por un entorno marino limpio y seguro. 

Reporteros de la Agencia vietnamita de Noticias recopilaron opiniones de lugareños, después de que el gobierno hizo pública recientemente la causa de ese incidente ambiental, y los dirigentes de la acería del grupo taiwanés Formosa en la provincia central de Ha Tinh admitieron su responsabilidad en el suceso. 

Las opiniones coinciden en que la información oportuna por el gobierno de la causa del fenómeno calmó la sociedad en los últimos tiempos, y que la disculpa de Formosa es aceptable. 

Sin embargo, lo más importante, para los residentes de Quang Binh, es un mecanismo de supervisión más estricto para garantizar que Formosa cumpla con sus compromisos. 

En primer lugar, Formosa debe realizar la compensación a los pobladores afectados, así como indemnizar por los efectos ambientales en las cuatro provincias damnificadas: Quang Binh, Quang Tri, Thua Thien – Hue y Ha Tinh. 
Los residentes de Quang Binh exhortaron a Formosa a resolver radicalmente las deficiencias de su sistema de tratamiento residual y mejorar la tecnología de producción para evitar similar incidente. 

Además, pidieron a los ministerios y sectores nacionales intensificar la inspección y supervisión sobre el tratamiento de residuos, para garantizar que la operación de no sólo Formosa, sino también de todas las fábricas y proyectos en el país no dañe al entorno. 

Nguyen Huu Hoai, presidente del Comité Popular de Quang Binh, enfatizó que la muerte masiva de peces desde inicios de abril hasta mayo pasado afectó directamente a 15 mil pescadores y otros 45 mil empleados en el sector logístico, todos amenazados por la pregunta “¿Hasta cuándo el mar es seguro para la pesca?”. 

El incidente provocó grandes pérdidas a la economía de Quang Binh, especialmente al turismo, y sus secuelas tomarán años en resolverse, por eso la población local exige que el entorno deba ser protegido constantemente, afirmó. 

Lam Tien Dung, residente en el distrito de Le Thuy, dijo que la comunidad local espera la solución rápida de las secuelas del incidente, la compensación más pronta posible a los pobladores y medidas a largo plazo para asistir a los pescadores. 

Nguyen Thanh Dieu, presidente del Sindicato de pesca Bao Ninh, de la ciudad de Dong Hoi, cabecera de Quang Binh, propuso que las autoridades competentes intensifiquen la supervisión sobre el cumplimiento por Formosa de sus compromisos, especialmente sobre la recuperación del entorno marino. – VNA