Foto captada del artículo de Equilibrium Global.
 

Buenos Aires, 28 jul (VNA)- El Instituto de Cultura Argentino-Vietnamita (ICAV) emitió este miércoles una declaración en respaldo al reciente fallo de la Corte Permanente de Arbitraje (PCA) de La Haya acerca de las disputas territoriales en el Mar Oriental. 

La declaración de ICAV afirmó que el dictamen de la PCA instaló una base jurídica sólida a los países involucrados en las disputas sobre el derecho soberano en el Mar Oriental, garantizando los principios de la Convención sobre los Derechos del Mar (UNCLOS), que las partes rubricaron. 

El fallo de la PCA-añadió- goza de vigencia legal para todas las partes implicadas. 

El ICAV solicitó a los países relacionados cumplir con esta decisión y proteger la paz de acuerdo con el derecho internacional, al mismo tiempo rechazó todas las acciones que provocan tensiones en el Mar Oriental como el aumento de la presencia, la instalación de los equipos militares, la construcción de las islas artificiales, obstaculizar la práctica de los derechos legítimos de pescadores, así como el derecho de la libre circulación marítima. 

Mientras tanto, en la página web de Equilibrium Global, la licenciada en relaciones internacionales Vanina Fattori de la Universidad del Salvador, comentó que la decisión de la PCA de negar el fundamento de soberanía china sobre las Islas en disputa, deja abierto una oportunidad para que Vietnam alce su voz reclamando sus intereses al respecto. 

China ha interferido reiteradamente en el desarrollo económico vietnamita, no sólo en contra de su pesca, sino también en la exploración y extracción de petróleo y gas en alta mar, criticó. 

En función de ello, un escenario de oportunidad se abre para Hanoi para reclamar ante la Corte Internacional un arbitraje contra Beijing, no sólo por los sucesos detallados en líneas anteriores sino también por las Spratlys y Paracels donde los chinos han construido desde pistas de aterrizajes, foros, a islas artificiales, según la especialista, ganadora del primer premio del Concurso sobre la ASEAN en 2013. 

Vietnam sostiene que China nunca reclamó la soberanía sobre las islas antes de la década de 1940, argumentando que cuenta con documentos que demuestran que fueron los vietnamitas quienes gobernaron de forma activa sobre las Paracels y Spratlys, precisó. 

En 2012, un pesquero chino, apoyado por dos patrulleras, dañó el cable de exploración de un barco de investigación sísmica de la compañía estatal Petrovietnam, que se encontraba dentro de sus 200 millas náuticas de zona exclusiva económica (ZEE), recordó. 

Además, enfatizó que en 2014, Beijing también instaló una plataforma petrolera para extraer petróleo en ZEE de Vietnam. Asimismo, barcos de pesca chinos se hunden regularmente en áreas disputadas del Mar Oriental, ejerciendo la pesca ilegal. – VNA