Hanoi (VNA) - El Banco Estatal de Vietnam (BEV) instó a los bancos comerciales nacionales a revisar e informar sobre la cantidad estimada de los préstamos ofrecidos a los pobladores afectados por un incidente ambiental en cuatro localidades centrales del país.
 

Pobladores del distrito Bo Trach de la provincia de Quang Binh enterraron peces muertos arrastrados a la costa central. (Fuente: VNA)


De acuerdo con un documento promulgado la víspera por el BEV, las instituciones crediticias en las provincias de Ha Tinh, Quang Binh, Quang Tri y Thua Thien-Hue también necesitan examinar y notificar al BEV el valor total de las deudas congeladas y sus intereses.

Toda la información deberá enviarse al BEV antes del 8 de marzo, precisa el texto.

Basándose en esos resultados, el BEV, en coordinación con los ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural, y de Finanzas, instruirá la implementación de las políticas relativas a la concesión de préstamos y tratamiento de deudas para las familias afectadas por ese suceso.

En abril de 2016, la construcción y las operaciones experimentales de la acería Hung Nghiep Formosa Ha Tinh causaron una severa contaminación del entorno marino y provocaron la muerte masiva de animales acuáticos en varias provincias centrales vietnamitas.                                        

Según datos oficiales, casi 100 toneladas de peces muertos fueron arrastrados por las olas a lo largo de 200 kilómetros de la costa central, lo que causó una pérdida de alrededor de dos millones 450 mil dólares.                       

La empresa admitió la responsabilidad en ese caso y se comprometió a compensar con 500 millones de dólares por las pérdidas causadas.

El 6 de enero de este año, el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc, firmó un decreto para aprobar la compensación destinada a renovar la producción y garantizar el bienestar social de los pobladores afectados por el mencionado incidente. – VNA