Mitín en la Ópera de Hanoi dio incio de la sublevación general del 19 de agosto de 1945 (Fuente: VNA)

 La Revolución de Agosto de 1945 reivindicó para el pueblo vietnamita los valores humanitarios y los derechos más primordiales del ser humano: el derecho a la independencia, a la libertad y la búsqueda de felicidad.

En un artículo publicado en ocasión del acontecimiento histórico más grandioso en el siglo XX de la nación indochina, el investigador vietnamita Ngo Vuong Anh afirmó que aquella lucha, llevada a cabo por el pueblo bajo el liderazgo del Presidente Ho Chi Minh y el Partido Comunista, borró la mancha que dejó el colonialismo en la historia y cultura de la humanidad.

La causa de la Revolución – por la independencia de la Patria – representó el anhelo ardiente del pueblo y por eso, logró movilizar la fuerza invencible de la gran unidad nacional, que luego llevó esta lucha al triunfo final de manera cabal, rápida y sin costoso sacrificio humano, como lo testimonió la historia, declaró.

Siendo una revolución de pueblo, realizada por el pueblo y por el interés del pueblo, el levantamiento consiguió crear una mejor sociedad, que garantiza los derechos inherentes del ser humano a cada vietnamita.

La Revolución de Agosto generó una diferencia radical entre el Vietnam del siglo XX y los anteriores capítulos de la historia nacional, señaló Vuong Anh, que es la constitución del sistema demócrata, el cual asegura los derechos del hombre y las aspiraciones del pueblo.

Hanoyenses ocuparon la sede del gobierno títere en el Norte (Fuente: VNA)

Después de la victoria del otoño de 1945, lo que proclamó el Presidente Ho Chi Minh en la Declaración de Independencia se hizo en realidad: “Vietnam tiene derecho a disfrutar de la libertad y la independencia y de hecho se ha convertido en un país libre e independiente.”

Además, se trata de una revolución democrática popular, argumentó.

Se refirió a palabras de Tran Van Giau (1911 – 2010, famoso revolucionario, histórico, filósofo y maestro vietnamita) que este movimiento independista fue más allá del establecimiento de la república en sustitución del feudalismo, pues el nuevo régimen es un gobierno democrático popular.

Citando “verdades innegables” que aparecían en la Declaración de Independencia de Estados Unidos (1976) y la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de la revolución francesa (1789), Ho Chi Minh reafirmó que el levantamiento general de 1945 reivindicó los derechos humanos al pueblo vietnamita.

Esa gloriosa causa también dio luz a la República democrática – un progreso universal de la política – que los vietnamitas construyeron por sí mismos y están dispuestos a sacrificarse para su salvaguardia, afirmó Vuong Anh.

Para el pueblo vietnamita, el éxito de la Revolución de Agosto marcó la Era de Independencia, poniendo el fin al yugo esclavista, y la Era de Libertad, terminando el feudalismo, recalcó.

Para la humanidad, la Declaración de Independencia de Vietnam es el tañido de la campana que señaló el comienzo de la caída del sistema colonial. La victoria de la revolución liberalizadora de Vietnam es también triunfo de los pueblos oprimidos en todo el Planeta, corroboró.

Por otro lado, el victorioso otoño de 1945 posibilitó a la nación indochina una nueva restauración.

El gobierno provisional establecio después de la Revolución de Agosto, liderado por el Presidente Ho Chi Minh (centro) (Fuente: VNA)

Luego de la primera elección general libre y democrática en la historia del país, el gobierno revolucionario provisional se convirtió en Gobierno constitucional, elegido por la ciudadanía y compuesto de representantes de todas las clases sociales.

La nueva administración garantizó a los pobladores los beneficios que nunca habían disfrutado: la eliminación del impuesto personal (7 de septiembre de 1945), alfabetización obligatoria gratuita (desde el 8), publicación del reglamento de los comicios generales (el 17 de octubre) y disminución en un cuarto de la renta de producción y de tierra (a partir de 20 de noviembre).

Esas reformas recibieron calurosa aceptación de los ciudadanos y el gobierno revolucionario fue protegido por el pueblo ante los complots del enemigo, aseguró.

Caput, secretario del Partido Social de Francia en el Norte en una carta enviada en diciembre de 1945 al alto comisionado D´Agienlieu admitió que sólo el gobierno de Ho Chi Minh y Viet Minh (Liga para la Independencia de Vietnam) podía representar al pueblo vietnamita, porque era gente que tenía más que todos la capacidad de llamar la atención de los pobladores.

La Revolución de Agosto de 1945 devolvió los valores humanitarios a la nación al derrotar el colonialismo y feudalismo y ratificar el propósito de construir una mejor sociedad para el hombre, donde el humano es protegido y respetado, vive en paz y disfruta de oportunidades para desarrollarse, concluyó. - VNA

 Sobre el autor:

Ngo Vuong Anh obtuvo el doctorado en Historia del Partido Comunista (PCV) en la Academia Nacional de Política Ho Chi Minh. En 2012 ganó el segundo laurel del Premio Pham Thuan Duat para excelentes tesis históricos, con el estudio “El PCV y la realización del Pensamiento de Ho Chi Minh sobre la revolución de liberación nacional durante 1930 – 1945.