Manila, 05 ene (VNA)- Rusia y Filipinas se están esforzando para lograr un acuerdo oficial de defensa, después del despliegue del presidente filipino, Rodrigo Duterte, de una política diplomática destinada a reducir la dependencia de Estados Unidos, su aliado tradicional.

Barco militar de Rusia en Filipinas (Fuente: Reuters)


Así lo informó la víspera el embajador ruso en Manila, Igor Khovaev, quien reveló que las dos partes están en proceso de negociación para obtener prontamente un documento que facilitará la realización de maniobras conjuntas y la transferencia de tecnología de producción de armas.

El proceso requerirá bastante tiempo, ya que la defensa es un asunto sensible y ambos países necesitan lograr una alta confianza mutua, sobre una base jurídica común, expresó el diplomático.

Por otra parte, Khovaev confirmó que el acuerdo no convertirá a Rusia y Filipinas en aliados militares y tampoco incluirá artículos sobre la visita de las fuerzas armadas que firmó Filipinas con Estados Unidos y Australia.

Con anterioridad, el ministro de Defensa de Filipinas, Delfin Lorenzana, visitó Rusia y sostuvo un encuentro con Anatoly Antonov, viceministro ruso de Defensa, sobre el impulso de la cooperación militar entre los dos países, a fin de consolidar la seguridad en el Asia-Pacífico. –VNA

VNA- INTER