Thanh Hoa, Vietnam (VNA)- Dotado por la naturaleza con extensas playas de arena blanca y agua de color turquesa con un porcentaje razonable de sal, beneficioso para la salud, y un sistema de templos y pagodas en la cordillera de Truong Le relacionados con la cultura espiritual del pueblo costero, el sitio turístico de Sam Son, en la provincia de Thanh Hoa, se ha convertido en uno de los destinos más populares de Vietnam para los turistas. 

(Foto: VNA)

Con una longitud de seis kilómetros desde estuario del Lach Hoi al pie del monte Truong Le, Sam Son cuenta con playas ligeramente inclinadas y grandes olas, lo cual es muy adecuado para las vacaciones de verano. 

Bajo la dominación francesa, Sam Son era un complejo profesional famoso en Indochina. Muchos años después, fueron construidas allí una serie de villas y BaoDai, el último rey de la Dinastía Nguyen, también ordenó edificar su residencia en la zona. 

En la actualidad, las autoridades locales han invertido cientos de miles de millones de dongs en la construcción de infraestructura. Muchas empresas e individuos también han invertido para restaurar, mejorar y construir centros turísticos y hoteles. Una serie de servicios, hoteles y restaurantes a gran escala se han puesto en funcionamiento este verano, lo que dará lugar a un fuerte aumento del arribo de vacacionistas a la playa. 

Sam Son ha recibido más de un millón de turistas en el mes de mayo de 2016 con 50 mil visitantes diariamente. La cantidad de turistas que se hospedan ha aumentado dos veces en comparación con el 2015. 

Sam Son atrae a los turistas con su encanto en todo momento del día. Al salir el sol, los turistas se impresionarán ante el maravilloso paisaje formado por un cambio milagroso de colores de la luz solar, de rojo claro a amarillo brillante, que se extiende sobre el mar. 

En la tarde, el ambiente es como un festival. La playa se llena de gente. Cientos de coloridas veletas de plástico están dispuestas en formas diferentes y se levantan varios castillos de arena, mientras que cometas de diferentes tamaños vuelan en el despejado cielo azul. 

Es un tiempo maravilloso para que los turistas disfruten de la excitante atmósfera, naden en el mar fresco y jueguen en las grandes olas. 

Durante el viaje para descubrir la zona Thanh, los turistas podrán visitar la montaña "VongPhu", la cual se relaciona con una leyenda local sobre una mujer que llevaba a su hijo a la cima para esperar que su marido regresara desde el mar, hasta que se convirtió en una piedra. Y sus lágrimas se convierten en la cordillera de Truong Le. Por ello, en esta sierra hay un sistema de templos, pagodas y reliquias que muestran la religión y la cultura espiritual de los pescadores locales. 

Sam Son tiene cinco templos reconocidos como patrimonios nacionales: DocCuoc, Co Tien, To HienThanh, De Linh y Ca Lap.Una de las reliquias es el templo sagrado de DocCuoc. La leyenda cuenta sobre un hombre muy fuerte que dividió su cuerpo en dos partes, una está con los pobladores locales yendo al mar para pescar y matar a los monstruos y la otra se encuentra en el cabo de la cordillera de Le Truong. Para homenajearlo, los residentes locales construyeron el Templo DocCuoc. 

Cada año, del 11 al 13 de mayo del calendario lunar, los pobladores celebran su festival, Day cake y Chung cake, para orar al genio DocCuoc por buen tiempo y una buena cosecha. El festival se realiza durante la temporada turística, por lo que se ha convertido en un producto turístico espiritual de la localidad. 

Al cruzar a la cordillera de Truong Le, los visitantes pueden detenerse en la montaña de TrongMai, los templos Co Tien y To HienThanh para contemplar bellos terrenos de piedra en formas únicas y disfrutar de la brisa fresca del mar. 

En marzo de 1993, el explorador irlandés Tim Severin llegó a Sam Son para aprender a salir al mar en balsas de bambú. Ayudado por la gente, construyó una balsa grande para hacer un viaje a través del océano Pacífico. Debido a ello el oficio de hacer estas embarcaciones en Sam Son fue conocido por todo el mundo. En la actualidad, todavía se practica por los habitantes locales. Para hacer una balsa se necesitan arboles frescos de luong y buong, del área montañosa de Thanh, los cuales sirven de materiales para tejer estos medios de transporte en el mar. 

Al visitar Sam Son, los turistas no solo pasarán unas maravillosas vacaciones en medio de la belleza de la ciudad costera, también tendrán la oportunidad de aprender sobre la cultura y la vida espiritual de los pobladores. - VNA