Hanoi (VNA)- El sexto Festival del Café, en curso en la provincia altiplánica de Dak Lak, es considerado una oportunidad para promover la marca de ese rubro vietnamita, que enfrenta en la actualidad crecientes dificultades.

 

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Vietnam es el segundo exportador de café en el mundo, detrás de Brasil. El sector brinda al país miles de millones de dólares anualmente y ofrece empleo a más de dos millones de agricultores, en su mayoría personas de etnias minoritarias.

La nación cuenta con alrededor de 700 mil hectáreas de cafetal, y la Altiplanicie Occidental ocupa el 90 por ciento de la superficie y del rendimiento nacional en este rubro.

En 2016, las exportaciones de café alcanzaron un millón 800 mil toneladas, valoradas en tres mil 400 millones de dólares, para aumentos respectivos de 33 y 25 por ciento en cantidad y valor. Sin embargo, el precio promedio cayó en seis por ciento respecto al año anterior.

En los primeros dos meses del año, el volumen de las ventas disminuyó en siete por ciento, en contraste con el aumento de 22,3 por ciento del valor. La reducción del suministro global, especialmente de Brasil y Vietnam, y la creciente demanda, fundamentalmente en Estados Unidos, China e India, constituyen factores que aumentaron el precio del rubro.

En Vietnam, se prevé que la producción de la cosecha 2016-2017 descienda en 20 por ciento, para alcanzar un millón 300 mil toneladas, debido a la intensidad récord del fenómeno climatológico de El Niño en las últimas dos décadas. Las inclemencias del clima también han afectado negativamente a la calidad del grano.

Ante esa situación, el sexto Festival del Café, inaugurado ayer, deberá crear un nuevo impulso para el sector.

El evento cuenta con la participación de 234 empresas con 735 espacios de exposición e incluye actividades como conferencias de promoción inversionista, muestras sobre la historia del cultivo cafetero en la Altiplanicie Occidental y seminarios sobre el rubro.-VNA