Un simulacro para mejorar la reacción a situaciones urgentes de salud en la comunidad se realizó en Hanoi con el fin de elevar la capacidad preventiva ante complejas evoluciones de las epidemias emergentes en el mundo.

Asistieron al ejercicio funcionarios del Centro para operaciones urgentes, el Instituto Central de de Higiene y Epidemiologia, el Hospital Central de Enfermedades tropicales, centros de salud preventiva de diversas provincias y representantes de la Organización Mundial de Salud (OMS) y el Centro estadounidense para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los participantes se dividieron en cinco grupos encargados de la supervisión y prevención, tratamiento médico, comunicaciones, servicios logísticos y cooperación internacional.

Durante siete horas, estos equipos practicaron para resolver rápidamente las hipótesis de situaciones que podrán ocurrir durante 10 días del contagio.

Los expertos de la OMS y el CDC valoraron altamente la flexibilidad y creatividad de los entrenados.

Durante los últimos tiempos Vietnam logró blindarse ante el riesgo de la penetración de emergentes amenazas como el virus ébola y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio-Coronavirus (MERS-CoV).– VNA