Ha Tinh, Vietnam (VNA) – Una ceremonia a nivel nacional se efectuó a noche en saludo al aniversario 250 del natalicio del ilustre poeta vietnamita Nguyen Du (1765- 1820), celebridad cultural mundial declarada por la UNESCO.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


La gala celebrada en la plaza central de la ciudad de Ha Tinh contó con la presencia del secretario general del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Nguyen Phu Trong, y el presidente de la Asamblea Nacional, Nguyen Sinh Hung, entre otros dirigentes del PCV, Estado y gobierno.

En su discurso, el titular de la Asamblea Nacional, Nguyen Sinh Hung, destacó el talento del eminente escritor Nguyen Du, su legado literario y la novela épica “Truyen Kieu” (Historia de Kieu), obra que ha trascendido las fronteras nacionales para convertirse en una parte de la quintaesencia humana y confirmó la posición de este excepcional talento en el mapa cultural del mundo.

Subrayó que durante más de dos cientos años, Truyen Kieu y otras obras de Nguyen Du han conquistaron corazones de lectores vietnamitas y extranjeros.

Los pensamientos humanitarios hacen que estos legados literarios traspasan el tiempo y los límites del idioma para convertirse en una profunda filosofía de la vida y el ser humano, explicó.

Superando las vicisitudes de la historia, Truyen Kieu y Nguyen Du siguen viviendo con el pueblo, con el orgullo de los vietnamitas y la admiración de los amigos internacionales, resaltó.

Expresó su confianza de que el pueblo vietnamita siga preservando y promoviendo los valores inapreciables de legados de Nguyen Du.

La ceremonia continuó con actuación artística titulada "Tieng tho ai dong dat troi" (El poema toca el alma de la Tierra y el Cielo).

Con anterioridad, el secretario general Nguyen Phu Trong, el presidente de la Asamblea Nacional, Nguyen Sinh Hung y otros delegados ofrecieron inciensos en la casa conmemorativa y ante la tumba del poeta Nguyen Du en la comuna de Tien Dien, distrito Nghi Xuan, su tierra natal.

Nguyen Du (también conocido con seudónimos To Nhu y Thanh Hien) nació en la otrora capital de Thang Long (actualmente Hanoi) en una familia aristocrática de tradición académica, con alta reputación social en aquel tiempo.

Su padre Nguyen Nhiem, un mandarín bajo la dinastía Le (1533 – 1789), fue oriundo de la provincia central de Ha Tinh, tierra de los cantos folclóricos Vi Giam, y su madre, Tran Thi Tan, fue originaria de la provincia norteña de Bac Ninh – cuna de Quan Ho (Coplas Populares). Ambos artes fueron declaradas por la UNESCO como Patrimonio intangible cultural de la humanidad.

Nguyen Du perdió a su padre a los nueve años de edad y sólo tres años después, a su madre. A lo largo de su vida, Nguyen Du testimoniaba los vaivenes y altibajos de la nación. Cuando el feudalismo vietnamita cayó en crisis durante el período de transición entre los siglos XVIII y XIX, los movimientos campesinos, cuyo punto culminante fue la insurrección liderada por los tres hermanos de Tay Son (Nguyen Nhac – Nguyen Hue – Nguyen Lu), pusieron fin a la corrupta monarquía Le.

Las tempestades de aquella época arrastraron al afamado linaje de Nguyen Du a la dispersión y decadencia. Aquel hijo de una familia noble vivía en la precariedad e y tuvo que abandonar la capital para trasladarse a la tierra natal de su esposa en la provincia deltaica de Thai Binh. No obstante, la pobreza le otorgó la oportunidad de compartir el dolor y la miseria del ser humano y percibir, desde el fondo del corazón, la desigualdad e inhumanidad del feudalismo.

Los altibajos y desgracias experimentadas dejaron fuertes impactos en el pensamiento de Nguyen Du. De un ejemplar confucianista que aspiraba alcanzar una posición social honorable, vengarse por la caída de su familia y restituir la dinastía Le, Nguyen Du se resignó a aceptar el cambio inevitable de la historia. La alternación radical en su ideología se mostró más patente cuando fue nombrado como mandarín bajo la dinastía Nguyen (1802 – 1945). Percibió el poder como algo vano y sintió indiferente ante lo que había considerado como propósito de su vida.

La realidad también generó impactos en la carrera artística de Nguyen Du. De un noble, se transformó en un humanista y escritor del realismo crítico. Las experiencias, sentimientos y la compasión y el talento innato constituyeron la personalidad de Nguyen Du, una persona capaz de “vislumbrar los seis reinos de existencia”, con un alma “comprensiva con miles de generaciones”.

Nguyen Du dejó un admirable tesoro poético, incluidas “Thanh Hien Thi Tap” (Colección de poesías de Thanh Hien), “Nam Trung Tap Ngam” (Versos improvisados durante estancia en el Sur) y “Bac Hanh Tap Luc” (Crónica improvisada en el viaje al Norte) escritas en Han (antiguos caracteres chinos).

Pero la perla más preciosa de su herencia, sin ninguna duda, es la novela en versos “Doan Truong Tan Thanh” (Otros llantos del corazón roto). Creada en caracteres Han – Nom (antiguo préstamo de caracteres chinas para expresar en el idioma vietnamita), esta obra magistral es muy apreciada por generaciones de vietnamitas bajo el título “Truyen Kieu” (Historia de Kieu).

La novela, compuesta por tres mil 254 versos, es la obra poética vietnamita más leída de todos los tiempos y más conocida en el mundo.

Creaciones de Nguyen Du constituyen una de las partes más valiosas y peculiares en el legado literario del pueblo, imprescindible contribución al espíritu e intelecto de los vietnamitas. Superando todos los límites del tiempo y espacio, “Truyen Kieu” se ha convertido en una inspiración infinita para las generaciones de vietnamitas y sobrepasado las fronteras de la nación en forma de la letra S.

Desde la desaparición física de Nguyen Du hace 195 años, la vida y la obra de este eminente diplomático, culturalista y maestro del arte de las letras no sólo son honradas por el pueblo vietnamita sino también por la comunidad global. En 1965 el Consejo de la Paz le declaró como ilustre hombre de cultura y letras universales. Más recientemente, la UNESCO reconoció a Nguyen Du como celebridad cultural mundial durante su 108 Conferencia General en Paris, en 2013. – VNA