Bangkok, (VNA)- La policía de Tailandia confirmó hoy la presencia de un nuevo grupo de insurgentes islámicos que opera en el Sur de este país.

Soldados de Tailandia en la escena de un atentado (Fuente: VNA)


Los militantes atacaron ayer una agencia de automóviles en la provincia de Songkhla, cerca de la frontera con Malasia y se escaparon luego en dos vehículos.

Uno de los vehículos explotó en una calle en la provincia vecina de Pattani, lo que provocó un enfrentamiento. Mientras, la explosión del segundo ocurrida hoy destruyó numerosos bienes.

Según la policía, los insurgentes mataron a un agente de venta de automóviles quien había sido capturado como rehén anteriormente, mientras el enfrentamiento entre las dos partes resultó en la muerte de un sospechoso.

El teniente general Sakorn Thongmanee, jefe de la fuerza policíaca de la zona 9, afirmó que un grupo de jóvenes armados se responsabilizó por esas explosiones. 

[Tailandia y Estados Unidos realizan ejercicio militar conjunto]

Los enfrentamientos en el Sur de Tailandia cobraron la vida de seis mil 600 personas, la mayoría practicantes del budismo o islamismo.

Desde finales de 2014, el gobierno tailandés se comprometió a acelerar el proceso de negociación con las fuerzas separatistas en el Sur con Malasia como intermediario. Sin embargo, las negociaciones no alcanzaron mucho progreso. – VNA