Foto de ilustración (Fuente: nationmultimedia.com)
 
Bangkok (VNA) - Tailandia aplicará pronto una nueva ley dirigida a los trabajadores inmigrantes y a los empleadores que contratan a extranjeros.

La nueva ley impondrá castigos más duros a aquellos que ilegalmente contraten a trabajadores inmigrantes o que violen los derechos básicos de estos últimos.

En consecuencia, los empleadores se enfrentarán a una multa de hasta 23 mil 490 dólares por cada trabajador migrante ilegal que contraten.

Cualquier migrante que sea declarado culpable de laborar sin permiso de trabajo o participar en obras prohibidas será multado con hasta dos mil 940 dólares o encarcelado por un máximo de cinco años.

La nueva ley también impondrá una pena de prisión máxima de seis meses y una multa de hasta dos mil 940 dólares por el delito de retener ilegalmente documentos importantes de trabajadores migratorios.

Los trabajadores serán indemnizados si resultan víctimas de trabajo forzoso, o se les obliga a realizar tareas distintas de las inicialmente acordadas con los empleadores, o si se les paga menos de lo prometido.

Tailandia cuenta actualmente con 1,3 millones de trabajadores migrantes ilegales a los que se les permite laborar temporalmente sin permiso de trabajo hasta el 31 de marzo de 2018.

Si los empleadores quieren contratar y los trabajadores quieren continuar su trabajo, tienen que someterse a un proceso de verificación antes de obtener permisos legales de trabajo.-VNA