Bangkok (VNA) - Tailandia movilizará unos 200 mil agentes para garantizar la seguridad en la consulta popular sobre la nueva Constitución el domingo próximo, pero según la policía, es poco probable que surjan hechos de violencia. 

Foto de ilustración (Fuente: chiangraitimes.com)

En el referendo, los tailandeses decidirán sobre si aceptarán o no la constitución, presentada por el ejército, con perspectivas para las elecciones generales en julio de 2017. 

Con anterioridad, las autoridades competentes anunciaron el despliegue de 100 mil efectivos para prevenir actividades de sabotaje en la consulta. 

De acuerdo con un sondeo recién realizado por la Universidad de Bangkok, casi el 90 por ciento de los encuestados mostraron su intención de ir a votar en esa ocasión y la mitad de ellos dijeron que aceptarán la Carta Magna. 

Sin embargo, expertos advirtieron la alta posibilidad de que la nueva Constitución sea rechazada debido a que casi 50 por ciento de la población nacional vive en las regiones nororientales y la mayoría de ellos está bajo la influencia del denominado grupo opositor “Camisas Rojas”, que expresó su oposición al documento. – VNA