Tailandia fue elegida como presidente del grupo de los países en vías de desarrollo (G – 77), la mayor organización intergubernamental que reúne a las naciones menos avanzadas miembros de las Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con el embajador tailandés en Francia, Apichart Chinwanno, quien asumirá próximamente el cargo de secretario permanente del Ministerio de Relaciones Exteriores, su país impulsará en esa calidad la realización de los nuevos objetivos de desarrollo sostenible, que serán aprobados en la Cumbre al respecto en 2015.

Enfatizó que Tailandia no sólo incentivará la cooperación Sur – Sur entre los países en vías de progreso sino también actuará como puente entre esas naciones y las avanzadas.

Actualmente Bangkok se esfuerza en cumplir la meta de convertirse en miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas mandato 2017 – 2018, reveló.

Fundado en 1964, G – 77 constituye un importante foro para que los países menos desarrollados protejan sus legítimos intereses y cooperen con los avanzados para resolver los asuntos sustanciales en el marco de las actividades de la ONU. – VNA