Bangkok (VNA)– El Comité de Reforma Democrática Popular de Tailandia (PDRC) declaró su apoyo al proyecto de Constitución, mientras que el opositor Frente Unido para la Democracia contra la Dictadura (UDD) exigió la observación internacional para el referendo de la Carta Magna.

El presidente del UDD, Jatuporn Prompan(Fuente: AFP/VNA)


El PDRC es brazo político de las llamadas “Camisetas Amarillas”, mientras que el UDD respalda al grupo de presión política “Camisetas Rojas”.

En una rueda de prensa ayer en Bangkok, el presidente de PDRC, Suthep Thuagsuban, elogió el borrador, que está programado para ser sometido a referendo público el 7 de agosto próximo, particularmente el prefacio sobre una forma de administración democrática bajo la monarquía.

Dijo que mediante el establecimiento de un comité de 13 miembros, presidido por el presidente de la Corte Constitucional, la nueva Constitución ayudará a resolver las posibles crisis en el futuro sin necesidad de otro golpe de Estado.

El nuevo proyecto también tiene un capítulo especial para las reformas nacionales, hecho sin precedentes que ayudará al desarrollo de Tailandia, valoró.

Mientras tanto, en otra conferencia el mismo día, el UDD exigió la observación de las Naciones Unidas, la Unión Europea y otras organizaciones internacionales para el plebiscito con el fin de garantizar la transparencia.

El presidente del UDD, Jatuporn Prompan, expresó que el Comité Redactor de la Constitución y la Asamblea Legislativa Nacional dieron explicaciones confusas sobre los contenidos del proyecto de Carta Magna y el artículo 61 de la Ley de Referendo.

Los infractores de la Sección 61, que se refiere a las interrupciones en el referendo, son susceptibles de 10 años de cárcel y pueden ser despojados de sus derechos electorales, detalló, y agregó que la definición de muchos delitos como ser agresivo, violento, grosero o mostrando la intimidación, es demasiada vaga, lo que provoca ansiedades en la población. – VNA