Bangkok (VNA) – El gobierno tailandés promulgó una nueva ley referida a los trabajadores migrantes, que impone estrictas penas de cárcel y multas con el objetivo de prevenir el tráfico humano.

Foto de ilustración. (VNA)

Bajo la nueva ley, los empleadores de obreros inmigrantes sin permiso o que los emplean en sectores prohibidos serán sancionados con multas de 11 mil a 23 mil 500 dólares por cada trabajador.

El empleo de obreros inmigrantes en tareas distintas de las inicialmente acordadas puede ser sancionado con hasta 11 mil dólares.

Mientras tanto, los trabajadores inmigrantes que no tienen permiso o laboran en sectores prohibidos enfrentarán una pena de prisión de hasta cinco años, y los que operan en ocupaciones incorrectas con licencia podrán ser multados con hasta tres mil dólares.

Si cualquier persona retiene documentos de identidad de trabajadores inmigrantes ilegales enfrentará una pena de prisión de hasta seis meses y una multa de hasta tres mil dólares.

Los individuos que trabajan en servicios de transporte de trabajadores ilegales serán encarcelados de uno a tres años. Mientras que los intermediarios enfrentarán una pena de 10 años de cárcel y una multa de 30 mil dólares. –VNA