Fuerzas de seguridad de Tailandia bloquen el escenario de un ataque con bomba en Pattani en mayo pasado (Fuente: Reuters)
 
Bangkok (VNA) – Varias provincias costeras en el Sur de Tailandia reforzaron las medidas de seguridad, tras recibir advertencias del riesgo de ataques.  

Medios de comunicación locales reportaron la víspera que las provincias que se sitúan a lo largo de la costa del mar de Andaman, entre ellas Krabi y Phuket-dotadas de conocidas playas, se pusieron en situación de alerta tras aparecer en las redes sociales informaciones sobre posibles actos violentos.  

Según un informe de inteligencia, miembros de grupos insurgentes armados en el Sur de Tailandia podrían realizar una serie de atentados en Krabi y otros destinos turísticos, de manera similar al ataque ocurrido en agosto pasado en la primera provincia.

Las autoridades de Krabi instalaron cámaras de vigilancia en los centros comerciales y destinos turísticos y fortalecieron la seguridad en el aeropuerto internacional en la provincia.  

En Phuket, se pidió a los pobladores informar a las autoridades de cualquier actividad sospechosa, mientras los establecimientos de control en los puertos marítimos y aeropuertos se mantienen en alerta.  

Desde agosto de 2015, numerosos ataques con bomba tuvieron lugar en Tailandia, entre ellos el siniestro en el templo de Erawan en Bangkok, y los atentados ocurridos en agosto pasado en sitios turísticos de siete provincias sureñas. Más recientemente, en apenas dos meses tres acciones violentas tuvieron lugar en la capital.  

Entre tanto, en un artículo publicado el fin de semana pasado en el periódico Strait Times, el analista Anthony Davis consideró que el enfrentamiento armado en la ciudad filipina de Marawi es una advertencia para que las autoridades tailandesas aceleren la solución de la insugerencia en el Sur de ese país, pues las tensiones podrían “abrir las puertas” para el autodenominado Estado Islámico (EI), que suele aprovechar los conflictos relacionados con la religión.  

El día 4 de este mes, el comandante de la infantería del Ejército Real de Tailandia, Chalermchau Sithisat, dijo que las fuerzas armadas han intensificado los patrullajes en la frontera con Malasia para prevenir las intrusiones, después de que varios elementos del EI hubieran sido arrestados en el país vecino. – VNA