Bangkok (VNA) – El gobierno de Tailandia afirmó que Uber y GrabCar, dos servicios de solicitud de taxis a través de aplicaciones de teléfonos móviles, son ilegales.

Foto de ilustración.

Funcionarios tailandeses alegan que los vehículos personales utilizados por esos servicios no están registrados para el transporte público.

Con anterioridad, las autoridades han advertido repetidamente y sancionado a conductores.

Al mismo tiempo, el gobierno tailandés planea introducir su propia aplicación, llamada Taxi OK, para que los usuarios soliciten taxis autorizados, que tienen sistema de localización GPS y cámaras de circuito cerrado.

Por otro lado, Uber informó que seguirá tratando de legalizar sus servicios de transporte en el país. –VNA