Bruselas (VNA) – Una vez aplicado el Tratado de libre comercio entre Vietnam y la Unión Europea, habrá dos flujos de inversiones por diferentes razones desde el llamado viejo continente al país indochino, pronosticó Vincent Repay, especialista belga en comercio internacional.  
Bajos gastos de producción es una atracción de Vietnam (Fuente: VNA)

La primera corriente ya se puede sentir y es a corto plazo, constituida por la tendencia de traslado de numerosas fábricas desde Europa a Vietnam, atraídas por bajos gastos de producción y barreras arancelarias reducidas o eliminadas en virtud de ese acuerdo, dijo el experto a corresponsales de la Agencia vietnamita de Noticias.  

Los inversores prefieren realizar rápidamente sus negocios para maximizar los beneficios por los calificados recursos humanos locales, el cual también hará bien a Vietnam al crear más empleos en una fuerza laboral abundante, joven y formada a costo competitivo, evaluó.

La mano de obra también constituye un factor contribuyente al desarrollo de la economía nacional durante el tiempo de espera del país para convertirse en una potencia regional, añadió.  

Por otro lado, el segundo flujo, que será más atractivo para Vietnam a mediano y a largo plazo, vaticinó.  

Esa corriente será la penetración de empresas europeas con artículos que cubran las demandas a mediano y largo plazo del mercado vietnamita, particularmente productos de alta calidad para las industrias, concretó.  

Sin embargo, Vietnam necesita elevar la capacidad de evaluar la correlación entre la calidad y el precio, para evitar productos no sostenibles o incapaces de satisfacer la demanda de exportación, recomendó.  

Es fundamental que el país gane el reconocimiento por la calidad de sus mercancías –recalcó–  además de mejorar la capacidad de controlar la calidad en la producción a apropiada escala y cubrir las demandas específicas aceptando la flexibilización con precios y un margen de beneficio estable.

Ayudarán a garantizar el éxito económico de Vietnam la visión de aumentar la calidad como objeto a largo plazo, el impulso de la cooperación con compañías europeas y la incorporación a los programas de formación ofrecidos por las instituciones de la Unión Europea y sus países miembros, aseguró.  

El intercambio comercial anual entre Vietnam y el bloque se estima en 40 mil millones de euros y podrá alcanzar 100 mil millones en 2025. – VNA