Hanoi (VNA) – A 13 se elevó el número de las provincias vietnamitas obligadas a declararse en situación catastrófica por la prolongada sequía y progresiva salinización actual.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Bac Lieu, en el sur, es la más reciente localidad que debe decretar la segunda categoría de la situación de catástrofe en el territorio, donde 14 mil hectáreas del cultivo resultaron perdidas, con daños económicos valorados en siete millones 500 mil dólares.

Según las estimaciones, dos mil 300 hectáreas de plantas permanecerán sin agua, mientras otras 500 enfrentarán riesgo de perderse completamente.

Otras provincias que declararon la situación catastrófica comprenden Ninh Thuan, Tien Giang, Ben Tre, Kien Giang, Soc Trang, Long An, Ca Mau, Vinh Long, Tra Vinh (Sur), Binh Thuan (Centro), Kon Tu y Gia Lai (Altiplanicie Occidental).

Vietnam enfrenta actualmente la peor sequía y salinización de su historia, provocada por el fenómeno climático El Niño, con una intensidad nunca antes conocida.

La escasez de precipitaciones ha agotado la reserva de agua potable en una gran cantidad de lagos y embalses, lo que ha dañado severamente la producción y la vida de la población.

En el Delta del río Mekong, el mayor granero del país, el agua de mar ha penetrado hasta 90 kilómetros desde la costa, un aumento de entre 10 y 20 kilómetros en comparación con otros años.

Autoridades en las localidades damnificadas fortalecieron los sistemas hidráulicos para aliviar la escasez del líquido para los habitantes, así como para la producción, e instruyeron a los agricultores a cambiar los cultivos a otras plantas resistentes a la salinidad y la falta de agua. – VNA